El camionero que se salvó de milagro en Génova: «Metí marcha atrás para intentar escapar de ese infierno»

La imagen del camión verde a tan solo unos metros del precipicio ha dado la vuelta al mundo


Este hombre ha personalizado el milagro en medio de la tragedia de Génova. Su camión de reparto se quedó a tan solo diez metros de caer al abismo. Pudo frenar a tiempo pero de sus retinas nunca desaparecerá una imagen: «En un momento dado, todo tembló. El coche que estaba delante de mi desapareció y parecía engullido por las nubes. Levanté los ojos y vi caer el pilar del puente» , ha relatado al diario italiano Il Corriere della Sera

El puente Morandi formaba parte de un recorrido que hace a diario en su jornada de reparto para la cadena local de supermercados Basko. «Llovía, llovía mucho y no se podía ir deprisa. Cuando me adelantó un coche, frené para mantener una cierta distancia de seguridad, porque frenar con esa lluvia era imposible, no se veía gran cosa», cuenta el genovés que todavía no se cree lo ocurrido. 

El momento del derrumbe del viaducto en Génova El vídeo muestra el momento del colapso del puente Moranti sobre la autopista A10 en la ciudad italiana de Génova.

«Instintivamente, cuando estaba ante el vacío, metí marcha atrás, como para intentar escapar de ese infierno», delante de él el puente Morandi se partió en dos y decenas de vehículos cayeron al vacío por los 90 metros de altura que separaban el viaducto del suelo en ese punto.

Al borde del abismo: el camionero que se salvó de milagro

UXÍA RODRÍGUEZ

En las imágenes de la tragedia de Génova hay un elemento que llama poderosamente la atención, un camión verde y azul que se queda a tan solo unos metros del abismo

¿Te imaginas ir conduciendo y que la carretera se hunda, literalmente, delante de ti? ¿Ver como los coches que te acaban de adelantar desaparecen? ¿Escuchar el estruendo de un puente que se derrumba? ¿Frenar en seco para no caer al vacío? Es una escena más propia del cine que hoy se ha convertido en realidad. La vivió en sus carnes un camionero que, a estas horas, seguro que sigue temblando. 

Él conducía, tan tranquilamente, en una mañana de trabajo más. Realizando un recorrido que conoce como la palma de su mano porque lo hace cada día en su camión de la cadena local de supermercados Basko. Era mediodía y cruzaba uno de los puentes que se encuentra en su ruta: el puente Morandi. Todo iba bien hasta que, de repente, un tramo de ese viaducto colapsó. 100 metros se vinieron abajo y, con ellos, los 30 coches y 3 camiones que se encontraban encima, justo en ese momento. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Tags
Comentarios

El camionero que se salvó de milagro en Génova: «Metí marcha atrás para intentar escapar de ese infierno»