Visegrado salvará a Orbán del patíbulo

Polonia y República Checa se opondrán a cualquier sanción al líder ultraconservador


Bruselas / corresponsal

Como ya le ocurrió a Polonia, la Hungría de Víktor Orbán se enfrenta a posibles sanciones de la Unión Europea por sus continuos atropellos a la democracia. Lo decidió la Eurocámara el miércoles, tras pulsar el «botón nuclear» y pedir la activación del artículo 7 tras detectar un «riesgo claro de violación grave de los valores europeos». A pesar del revuelo, la confusión y las hostilidades desatadas, existen muchas dudas en torno a que el proceso culmine en sanciones.

¿Qué pasos quedan hasta la suspensión del voto?

Ahora se abre un largo camino de comparecencias, debates y réplicas. El Consejo deberá llamar a comparecer a los representantes húngaros para dar explicaciones. A partir de entonces se abre un extenso período de tiempo, durante el cual, los Veintisiete podrán dirigir a Hungría recomendaciones para subsanar la situación. Una vez que se ponga el broche a esta fase, el Consejo deberá constatar, «por unanimidad», que el Estado de derecho en el país peligra. Si eso ocurre, podrá retirar el voto a Hungría en la UE con el respaldo de una mayoría cualificada. ¿Se puede levantar el castigo? Sí. Si una mayoría cualificada en la Unión Eruopea considera que se han adoptado medidas para revertir la deriva antidemocrática en el país.

¿Qué posibilidades hay de que prosperen las sanciones?

Son casi inexistentes. Se necesita el respaldo de todos los Gobiernos europeos para constatar que Víktor Orbán ha puesto en peligro la democracia en Hungría. Polonia, regida por un gobierno de euroescépticos ultraconservadores (PiS), ya ha anunciado que no apoyará la ofensiva. «Opondremos nuestro veto a la decisión en caso de sanciones (...) La UE intenta presionar a los países de nuestra región y tenemos que demostrar solidaridad», advirtió el canciller polaco, Jacek Czaputowicz. Su país se enfrenta a un proceso similar desde diciembre del 2017. El líder checo, quien se bautizó a sí mismo como el «Trump europeo», Andrej Babis, también respaldará a su socio de Visegrado.

¿Por qué se ha producido tanto revuelo en el PPE?

La familia europea conservadora (PPE) está dividida entre quienes creen que apoyar las sanciones al Gobierno de Orbán es un suicidio político y quienes creen que no se puede seguir tolerando su actitud desafiante y eurófoba (su líder, Manfred Weber). Mientras unos insisten en que el PPE expulsará en las próximas semanas al partido gobernante húngaro Fidesz, otros advierten de que será crucial mantener a Orbán en las filas conservadoras para no revivir la salida de los tories del principal grupo de la derecha en la Eurocámara, movimiento que culminó con el brexit.

¿Cambiará el equilibrio de fuerzas en las elecciones europeas?

Víktor Orbán está llamado a ser el abanderado de la ultraderecha y los euroescépticos. Desde el británico UKIP al francés Frente Nacional, todos lo han cortejado. La razón no es otra que el enorme apoyo que cosecha en las urnas (más del 50 % de los votos). Con ese apoyo y un referendo de por medio, la UE podría enfrentarse a otro divorcio como el británico.

El jefe de los servicios secretos abre una nueva grieta en la coalición de Merkel

Patricia Baelo
Con sus lobos, el artista Opolsa quiere denunciar el brote xenófobo en Chemnitz
Con sus lobos, el artista Opolsa quiere denunciar el brote xenófobo en Chemnitz

La última disputa entre los socios del Gobierno alemán se llama Hans-Georg Maaßen. El jefe de los servicios secretos germanos acapara estos días todas las miradas, después de minimizar las protestas xenófobas en el este del país o cuestionar la autenticidad de un vídeo en el que se veía a un grupo de ultras de Chemnitz persiguiendo e insultando a extranjeros. Pero Maaßen no solo contradijo con ello a Angela Merkel, que condenó la ola de violencia neonazi. Lo peor es que, según varios medios, el director del espionaje filtró al partido de ultraderecha AfD el informe anual de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (como se denomina al servicio de inteligencia interior alemán), que tiene carácter confidencial.

Seguir leyendo

Comentarios

Visegrado salvará a Orbán del patíbulo