Sánchez defiende la legalidad de la enmienda para sortear el veto del Senado

El PP tratará de frenar en el Congreso el cambio de ley de estabilidad o irá al Tribunal Constitucional

Casado acusa a Sánchez de cometer un «fraude de ley» con su maniobra para saltarse el Senado Lamenta las últimas decisiones del Gobierno y se pregunta «¿Qué será la próximo, expropiar coches aparcados?»

Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la legalidad de la enmienda que permitirá sortear el veto del PP en el Senado a la Ley de Estabilidad ante el «bloqueo» de los «populares» en la Mesa del Congreso para que la reforma de esa ley se tramite por el procedimiento de urgencia.

El grupo socialista presentó ayer una enmienda al proyecto de Ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género que, a su vez, modifica la Ley de Estabilidad Presupuestaria para evitar que el Senado tenga la última palabra sobre los objetivos de déficit.

En respuesta al líder del PP, Pablo Casado, que le ha acusado de «autoritarismo» y de intentar «amordazar el Senado» en la sesión de control, Sánchez ha argumentado que esa enmienda trata de modificar una ley «anacrónica» retirando la capacidad de veto de la Cámara Alta, una prerrogativa que, a su juicio, no tiene en ninguna otra ley.

«En realidad lo que queremos es desbloquear este debate necesario que tiene una mayoría parlamentaria detrás, y una minoría, la del PP y Cs lo está bloqueando en la Mesa del Congreso. Sea usted demócrata y desbloquee el debate de la Ley de Estabilidad. ¿Qué miedo tiene?», ha reprochado a Casado.

Por contra, Casado ha acusado a Sánchez de «autoritarismo» y de actuar «con fraude de ley» al intentar «amordazar» al Senado a través de una enmienda adicional a una ley que nada tiene que ver con la Ley de Estabilidad.

El presidente del PP ha avanzado que su grupo pedirá amparo a la Mesa del Congreso para que esa enmienda no se tramite ya que, según ha explicado, lo avala hasta seis sentencias del Tribunal Constitucional.

«Al igual que en Venezuela, cuando a ustedes no les gusta una Cámara o la duplican o cierran», ha denunciado.

Acabado el «cara a cara» con Casado, Sánchez ha añadido en declaraciones en los pasillos del Congreso, que la enmienda presentada por el PSOE es «perfectamente legal» y se trata de una técnica parlamentaria «que se ha utilizado en reiteradas ocasiones».

A su juicio, lo importante es que con esta reforma se van a poder destinar 6.000 millones de euros adicionales para «reconstruir el Estado de bienestar».

El PP amenaza con ir al Constitucional

El PP tratará de frenar en el Congreso el cambio que pretende hacer el Gobierno de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y, si no lo consigue de esta manera, está dispuesto a recurrir al Tribunal Constitucional para evitar que se elimine el veto del Senado.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado hoy que su partido va a utilizar todos los recursos para que «no se ría de los españoles» el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien ya se le ve «cara de Maduro», ha dicho en referencia al presidente venezolano.

El PP pedirá amparo a la Mesa del Congreso en función del artículo 31.4 para intentar que no se llegue a votar la enmienda del proyecto de Ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género, a través de la que el Gobierno quiere acabar con el veto del Senado a la senda de déficit.

Pero si no consigue paralizar esta tramitación, recurrirá al Tribunal Constitucional para evitar este «filibusterismo parlamentario» que, según fuentes de la dirección del PP, es un «escándalo» porque pretende «alterar el contrapeso del sistema parlamentario bicameral». 

Casado se une a Rivera y exige una convocatoria electoral inmediata

Fran Balado

El PP avanza que forzará la comparecencia de Sánchez en el Senado para que explique las dudas sobre su tesis, una vez que la compañía antiplagio aseguró que las coincidencias en su trabajo eran muy superiores a las que anunció Moncloa

«Convoque elecciones cuanto antes». Hasta ahora el PP nunca se había manifestado con claridad sobre si quería ya unas elecciones, pero esta mañana, a través de su presidente, Pablo Casado, y en el Congreso de los Diputados, demandó la disolución de la Cámara y la inmediata llamada a las urnas. La gota que colmó el vaso fue la utilización de un subterfugio legal ayer a última hora por parte del grupo socialista para intentar esquivar la capacidad de veto del Senado con la senda de déficit mediante una enmienda a una ley relacionada con la violencia de género. Casado definió esta artimaña como «un fraude la ley» con el que «quieren amordazar el Senado».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Sánchez defiende la legalidad de la enmienda para sortear el veto del Senado