El PP exige que el Gobierno aclare un supuesto espionaje a Aznar

Villarejo afirma que preparó junto al juez Garzón el caso Gürtel


Madrid / LA Voz

La revelación de las conversaciones mantenidas en el año 2009 durante una comida en la que participaron el comisario jubilado José Manuel Villarejo, la hoy ministra de Justicia, Dolores Delgado, el ex juez Baltasar Garzón y un grupo de altos mandos policiales sigue marcando la agenda política. El PP va a solicitar la comparecencia en el Congreso del secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, por un audio perteneciente a esa grabación en el que Villarejo afirma que el hoy número dos del ministerio le pagó en su día por espiar a José María Aznar cuando este era presidente de Castilla y León. Ángel Olivares era entonces concejal socialista en Burgos y, según el policía encarcelado por pertenencia a organización criminal, le encargó espiar al ex presidente del Gobierno entre julio de 1987 y septiembre de 1989. La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, recordó que en esa época el ministro de Interior era el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Anuncio la petición de convocatoria de Olivares y exigió al Gobierno que, por la salud democrática del país, dé explicaciones por estas acusaciones que apuntan a «una guerra sucia» contra el PP. «Queremos saber si este señor pinchaba comunicaciones privadas para obtener información de algún tipo y si eso, como cargo del Gobierno socialista, lo sigue haciendo o no», señaló la dirigente de los populares, para quien se trata de «hechos que no pueden permitirse en democracia». 

Censo de todos los rumanos

El diario digital Moncloa.com, que es el que está difundiendo las grabaciones realizadas por Villarejo, publicaba también ayer los audios en los que el comisario jubilado relató en ese almuerzo del 2009 su participación en otra comida junto a los policías que investigaron el caso Gürtel y el entonces juez Baltasar Garzón para «preparar la Gürtel», un día antes de que el magistrado admitiera la causa. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, calificó de «extremadamente grave» la posibilidad de que se pudiera haber alterado el turno de reparto en la Audiencia Nacional para que la causa de la Gürtel recayera en manos de Garzón. Otra de las revelaciones de este caso es que Villarejo, en colaboración con los comisarios Enrique García Castaño y Carlos Salamanca, intentó hacerse con todo el censo de ciudadanos rumanos residentes en España para un constructor que pretendía contactar con ellos para ofrecerles casas en su país natal. En las grabaciones que constan en el sumario del caso Tándem se escucha a Villarejo y a García Castaño hablar sobre cómo hacerse con ese censo, pero también de los peligros de que la intromisión en la base de datos fuera detectada.

Villarejo quiso conseguir todo el censo de rumanos de España para dárselo a un constructor

La Voz

En una grabaciones que se encuentran en el sumario de la operación Tándem habla con otro comisario de este posible negocio

El excomisario José Villarejo intentó hacerse con todo el censo de ciudadanos rumanos residentes en España para un constructor que quería contactar con ellos para ofrecerles casas en su país natal, informa Efe.

En una grabaciones que se encuentran en el sumario de la operación Tándem y a las que ha tenido acceso Efe, Villarejo, en prisión preventiva, habla con el también comisario Enrique García Castaño, investigado pero en libertad provisional, sobre posibles negocios y uno de ellos es la adquisición de información personal de ciudadanos rumanos que residan en España.

El excomisario encarcelado se lo pide a García Castaño que le dice que se podrían obtener los datos del  área de Extranjería y Documentación, porque «ahí tienen una base de datos de todos los extranjeros rumanos legales».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PP exige que el Gobierno aclare un supuesto espionaje a Aznar