Romario no será gobernador, pero Bebeto renueva escaño

El exdelantero del Deportivo cumplirá ocho años en el Parlamento


redacción / la voz

El domingo no solo se escogía al presidente de la república, sino que también se votaba a los senadores, diputados federales, gobernadores estatales y diputados estatales. En todos los diferentes niveles, el cambio político se transformó en un claro voto de castigo contra el PT, que benefició, casi exclusivamente, a aliados de Bolsonaro.

Linajes históricos de la política brasileña, como los hijos del congresista Eduardo Cunha y del exgobernador de Río Gustavo Cabral, o los descendientes del exgobernador de Brasilia Joaquim Roriz, fueron incapaces de alcanzar o renovar escaños que parecían hereditarios. Las elecciones tampoco fueron propicias para famosos como el exfutbolista Romario, que no pudo alcanzar el gobierno del estado de Río, mientras que su excompañero en el Mundial 94, Bebeto, sí renovó su escaño como diputado estatal.

La mítica pareja de delanteros se presentaba por Podemos, una formación nueva de cariz más conservador que su homónimo español. Bebeto cumplirá así 8 años en el Parlamento carioca, mientras que Romario ve frustrada su gran aspiración política de gobernar uno de los estados más importantes del país tras haber sido ya diputado federal y senador.

Otros dos exfutbolistas como Marcelinho Carioca y Luizão (de breve paso por el Deportivo) como fracasos más notorios. La mejor parada fue la nueva senadora por Brasilia Leila do Vôlei, que como su propio nombre indica es exjugadora de voleibol.

Pocos casos más paradigmáticos que el de Dilma Rousseff, que aspiraba a ser senadora por el estado de Minas Gerais y se quedó en cuarto lugar contra todo pronóstico. La ola de rechazo a Dilma se llevó por delante al gobernador del estado, Fernando Pimentel, que no quería en su campaña a Rousseff por miedo a lo que acabó sucediendo.

Otro peso pesado del PT, como Eduardo Suplicy, no pudo lograr su escaño por São Paulo. El tirón del ultraconservador quedó claro con los espectaculares resultados de sus hijos: Flavio arrasó como senador por Río de Janeiro y Eduardo se convirtió en el diputado federal más votado de la historia (dos millones de papeletas) por el estado de São Paulo. Janaína Paschoal fue la más apoyada en todo el país.

El Brasil más pobre priva a Bolsonaro de salir presidente en la primera vuelta

MIGUEL PIÑEIRO

El nordeste se mantuvo fiel al PT y frenó el éxito del ultra en los centros económicos

El día después del primer turno de las elecciones presidenciales en Brasil solo hubo un ente más feliz que Jair Bolsonaro, su familia y los 50 millones de votantes que lo apoyaron: la Bolsa de São Paulo, que vivió una jornada de desenfrenada subida con una bajada del dólar soplando a favor. Es un síntoma más de por dónde van los tiros en la carrera por la presidencia de la república, que pudo haber quedado decidida (contra todo pronóstico) en la primera vuelta: solo lo evitó el nordeste brasileño, la zona más pobre del gigante sudamericano, tradicional granero de votos de la izquierda y del Partido de los Trabajadores, que se mantuvo fiel a su tradición y evitó el éxito arrollador del ultra.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Romario no será gobernador, pero Bebeto renueva escaño