El negociador europeo para el «brexit» pide «más tiempo» para lograr el acuerdo

Michel Barnier reconoce que quedan varios asuntos importantes abiertos, «entre ellos el de la frontera con Irlanda»


Michel Barnier, encargado de llevar las negociaciones europeas para el brexit, ha reconocido lo que muchos ya sospechaban: necesitan «más tiempo». El divorcio de Reino Unido y la Unión Europea no consigue llegar a puerto y el tiempo se les viene encima. Michel Barnier ha reconocido, la víspera de la cumbre de mandatarios que decisiva para el pacto final, que las negociaciones no están todo lo concretadas que deberían. «Quedan varios asuntos abiertos, entre ellos el de Irlanda. Se necesita más tiempo para hallar un acuerdo global y alcanzar este progreso decisivo que necesitamos para finalizar esta negociación», aseguraba Barnier a la agencia AFP minutos antes de reunirse con los ministros europeos que estos días trabajan sobre el tema.

El tiempo apremia. Y todavía quedan muchos cabos sueltos. Reino Unido debe poner fin a su relación el 29 de marzo. Pero para lograr una «salida ordenada», los negociadores han marcado en rojo en sus almanaques el mes de noviembre. Esa es la fecha límite que necesitan para dar tiempo a su ratificación por parte de la Eurocámara y el Parlamento británico.

Pero la cuestión de cómo evitar la reintroducción de una frontera clásica entre la provincia británica de Irlanda del Norte y su vecina Irlanda, preservando a su vez el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998, sigue siendo uno de los principales baches: «Trabajamos mucho en las pasadas semanas y en los últimos días para alcanzar un acuerdo global sobre el objetivo de una retirada ordenada de Reino Unido (...) para todos y sobre todos los asuntos», dijo Barnier, pero, con resignación, añadió reconiendo: «No lo logramos todavía».

Tampoco ayudan los calificativos con los que algunos de los mandatarios de más peso dentro de la Unión Europea han bautizado las reuniones de estos días. «La cumbre de la hora de la verdad», aseguraba el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; una cumbre que, sin embargo, parece que tendrá que atrasarse al mes de noviembre, en una reunión extraordinaria. «Nos tomaremos este tiempo con calma y seriedad para encontrar este acuerdo global en las próximas semanas», subrayó el negociador europeo, en un momento en que la UE y Reino Unido se preparan también ante las consecuencias de una eventual retirada británica sin acuerdo.

Bruselas prepara a Europa para un «brexit» sin acuerdo: «Es más probable que nunca»

cristina porteiro

La UE intensifica los planes de contingencia ante la perspectiva de una salida caótica

«Debemos preparar a la UE para el escenario de un desacuerdo, lo cual es más probable que nunca». Es la advertencia que lanzó ayer el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a los Veintisiete líderes de la UE a solo dos días de que arranque la cita crucial del brexit en Bruselas.

El reloj sigue corriendo. Quedan 24 horas escasas para que expire el plazo concedido por el negociador europeo, Michel Barnier, para lograr una solución amistosa y el acuerdo sigue bloqueado. La primera ministra británica, Theresa May, se niega a aceptar un alineamiento de Irlanda del Norte con las normas del mercado único para evitar una frontera dura en el Úlster. Tampoco está dispuesta a seguir formando parte de la unión aduanera.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El negociador europeo para el «brexit» pide «más tiempo» para lograr el acuerdo