La banca marca distancias con el varapalo de la cláusula suelo

Las entidades trasladan a los clientes que no hay ninguna ilegalidad, pero la bolsa sigue castigando


redacción / la voz

Los bancos españoles se han encontrado metidos de lleno en un jaleo jurídico provocado por el Tribunal Supremo en el que ellos están siendo especialmente castigados. Por doble partida. Primero, en las sucursales, donde los clientes se han apresurado a preguntar cómo recuperarán el dinero pagado por el impuesto de actos jurídicos; y después, en el parqué. La bolsa volvió a sacudir este lunes a las entidades -las cotizadas perdieron hasta un 5 %- al interpretar que el pago de ese tributo les provocará un importante agujero, comparándolo con la supresión de las cláusulas suelo. Y es ahí donde el sector está empeñado en marcar distancias. Porque, recuerdan directivos consultados, esto es un tributo ante un tercero, siguiendo lo que dictaba la doctrina general, frente a aquella controvertida cláusula, que formaba parte de un acuerdo entre las dos partes, el cliente y el banco. Tuvo que llegar el Tribunal de la UE a determinar que, si no era transparente, si no estaba explicada explícitamente al hipotecado, la cláusula -que marcaba un tope que impedía que el cliente pagara menos en la letra mensual- era ilegal. Provocó un terremoto en el sector, en la Administración, en los juzgados... «Esto no es comparable, el Supremo está cambiando una ley, no está diciendo que lo que se hacía era ilegal; es muy diferente: ha cambiado su propio criterio y está creando una inseguridad jurídica que machaca al sector, es algo que nosotros no hemos provocado», apuntaba este lunes un veterano del mundo financiero.

La banca dice no estar dispuesta a asumir ningún pago pasado: «No hemos hecho nada ilegal». En una mayoría de casos están posponiendo la firma de las hipotecas con sus clientes, salvo cuando hay terceros de por medio; por ejemplo, cuando hay un compromiso de arras con el vendedor de la vivienda con penalizaciones. Algunos grandes del sector han optado por eliminar sus ofertas hipotecarias de sus web. Y todo ello cuando el euríbor vuelve a subir y encarece por segundo mes las hipotecas. «Y más que van a subir».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La banca marca distancias con el varapalo de la cláusula suelo