Rato solicita no entrar en prisión hasta que se pronuncie el Constitucional

El exvicepresidente del Gobierno debería cumplir cuatro años y medio de cárcel por las tarjetas black

Caso de las tarjetas «black». En febrero Rodrigo Rato fue condenado a cuatro años de cárcel, y Miguel Blesa a seis.
Caso de las tarjetas «black». En febrero Rodrigo Rato fue condenado a cuatro años de cárcel, y Miguel Blesa a seis.

Redacción

El expresidente de Bankia y Caja Madrid y exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar, Rodrigo, Rato ha solicitado a la Sala de Ejecutorias de la Audiencia Nacional que suspenda temporalmente su entrada en prisión tras la sentencia del caso de las tarjetas black mientras prepara el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional

Según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, el también exvicepresidente del Gobierno y otros condenados por las tarjetas black ha presentado varios escritos ante esta Sala para intentar retrasar la aplicación de la sentencia por la que debería cumplir cuatro años y medio de cárcel por el delito continuado de apropiación indebida. Es la Sala de Ejecutorias la que debe tramitar la solicitud de los condenados. Una vez recibidos los escritos, da traslado a la Fiscalía Anticorrupción, que debe emitir un informe a favor o en contra de las demandas de suspensión de la ejecución de la condena. La última palabra la tendrá el tribunal que les condenó, es decir, la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Fuentes del Ministerio Público han indicado a Europa Press que están valorando la solicitud de Rato y el resto de condenados que han decidido agotar la vía judicial antes de entrar en prisión, pero aún no han emitido informe al respecto. No obstante, los plazos son muy ajustados, ya que Rato tiene hasta este jueves, 25 de octubre, a las nueve de la mañana para ingresar en prisión, como ya hicieron hace unos días otros condenados por el mismo caso como exsecretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez Ponga y el exdirigente de CC.OO. Antonio Rey de Viñas. Por tanto, es esperable un pronunciamiento de la Sección Cuarta, que ha recibido este lunes la solicitud cursada por Rato, en los próximos dos días.

El palo de la astilla de Rodrigo Rato

Luis Ordóñez
Faustino Rodríguez San Pedro, Ramón Rato y Rodrigo Rato, portada del Libro 'Los Rato' de Ramón Tijeras.
Faustino Rodríguez San Pedro, Ramón Rato y Rodrigo Rato, portada del Libro 'Los Rato' de Ramón Tijeras.

Así acabó en la cárcel Ramón de Rato, el padre del exvicepresidente del Gobierno de Aznar. Fue condenado a mediados de los años 60 por evasión de capitales a Suiza y la quiebra del Banco Siero

El 28 de junio de 1966 se celebró en la iglesia de Nuestra Señora del Monte Carmelo de Madrid un enlace de alto copete para unir en matrimonio a María de los Ángeles de Rato y Figaredo con Emilio García-Botín y Noreña. Al día siguiente, el ABC señalaba en su crónica social que «la gentil desposada, que lucía un bellísimo vestido de algodón bordado tocándose con velo de tul y encaje del siglo XVIII, entró en la iglesia del brazo de su padre y padrino don Ramón de Rato y Rodríguez san Pedro». También narra que contaron con la interpretación de una soprano y que el párroco leyó un telegrama del «secretario de Estado de su Santidad en el que comunicaba la bendición del Papa a los nuevos esposos». La crónica no cuenta nada sobre el arresto de Ramón Rato y de su hijo mayor porque, pese a lo que cuenta la leyenda, tal detención no se prodjo en la boda sino meses después, en noviembre, precipitando la caída en desgracia de la familia del financiero asturiano y que muchos han recordado esta semana cuando el Tribunal Supremo confirmó la condena de cuatro años de cárcel para Rodrigo Rato por apropiación indebida en el caso de las tarjetas black. 

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Rato solicita no entrar en prisión hasta que se pronuncie el Constitucional