Dos años después, nadie discute la estrategia del líder

Sánchez se presenta ante los suyos como un secretario general al frente de un PSOE sin apenas críticos y como inesperado presidente del Gobierno


Adrid / La Voz

Mucho han cambiado las cosas desde el Comité Federal del PSOE celebrado el 1 de octubre del 2016, en el que, en una de las jornadas más tensas de la historia del partido, el sector encabezado por Susana Díaz descabalgó a Sánchez de la secretaría general de los socialistas. Aunque casi todos, dentro y fuera del partido, lo daban entonces por desahuciado, y más después renunciar a su acta de diputado, dos años después Sánchez se presenta hoy ante los suyos no solo como un secretario general al frente de una dirección del PSOE en la que apenas hay espacio para los críticos, sino como un inesperado presidente del Gobierno que ha vuelto al banco azul sin necesidad de ser diputado. Muchos de los que entonces le plantaron cara en el partido hasta provocar un amago de cisma se han plegado ahora a sus directrices, con excepciones como la del presidente asturiano Javier Fernández, que presidió la gestora tras su salida. Pero si el motivo principal por el que fue desalojado de la secretaría general del PSOE fue su presunta intención de pactar con Unidos Podemos y los partidos independentistas para llegar a la Moncloa, hoy nadie en el partido pone la más mínima pega a que Sánchez haya llegado a la presidencia del Gobierno mediante una moción de censura apoyada por Unidos Podemos y los partidos secesionistas catalanes, además de EH Bildu.

Solo Susana Díaz, pese a la distensión en público, mantiene si reto a Sánchez. El líder del PSOE es consciente de que las elecciones andaluzas son cruciales para su estrategia de resistir hasta el 2020 en Moncloa y de ahí que en las próximas jornadas se vaya a volcar en apoyo a la dirigente andaluza. Díaz sabe también que mantener el Gobierno andaluz es clave para Sánchez, pero piensa jugar con sus propias cartas. De momento, ya forzó al secretario general a renunciar a su intención de celebrar el comité federa de hoy en Granada, en un acto que estaba pensado para que todos los líderes socialista arroparan a la presidenta andaluza. Pero la intención de la candidata a la reelección es precisamente que su campaña electoral no se vea contaminada por los temas de la agenda política nacional, con la cuestión de Cataluña a la cabeza. Díaz sabe ya que tanto el PP como Ciudadanos piensan utilizar como principal argumento de su campaña electoral el convertirla a ella en cómplice de las supuestas concesiones del Gobierno de Sánchez a los independentistas a cambio de su llegada a la presidencia.

Sánchez elude el debate interno en su primer comité federal como presidente

Gonzalo BAreño
Los expresidentes de Brasil y de Chile, Cardoso (a la izquierda) y Lagos, junto a Sánchez ayer en el Foro Iberoamericano
Los expresidentes de Brasil y de Chile, Cardoso (a la izquierda) y Lagos, junto a Sánchez ayer en el Foro Iberoamericano

La ausencia de Susana Díaz marca una cita concebida como un acto de precampaña

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, celebra hoy su primer comité federal como presidente del Gobierno. La cita, que en esta ocasión tendrá lugar en Fuenlabrada (Madrid), llega en un momento crucial para el líder socialista, en medio de la incertidumbre de si será capaz o no de aprobar los Presupuestos y de cumplir su objetivo de agotar la legislatura. Pero la reunión del máximo órgano del partido entre congresos está marcada también por la cercanía de las elecciones autonómicas en Andalucía, convocadas para el próximo 2 de diciembre. Aunque la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que se enfrentó a Sánchez en las elecciones primarias, ha tratado de eludir en público sus profundas desavenencias con el líder socialista, el hecho de no acuda hoy al Comité Federal indica que la líder del PSOE andaluz pretende asumir todo el protagonismo en su campaña electoral, al margen de las directrices de Ferraz. Díaz alega que «no quiere perder días de precampaña» y tiene programados para hoy actos en Almería, Córdoba y Jaén.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Dos años después, nadie discute la estrategia del líder