El FMI alerta de que un «brexit» sin acuerdo costaría al Reino Unido hasta el 8 % del PIB

El organismo de Christine Lagarde calcula que en caso de mantener un acuerdo de libre comercio con el bloque europeo, el producto interior bruto del país se reduciría un 3,9 %


Un brexit duro podría salirle muy caro al Reino Unido. Al menos eso es lo que dicen en los despachos del Fondo Monetario Internacional que calculan que la economía británica podría llegar a perder entre un 5 y un 8 % de su PIB a largo plazo en caso de que se llegue a producir una salida «dura» o sin acuerdo de la Unión Europea.

«Un escenario en el que el futuro comercio entre el Reino Unido y la Unión Europea sea gobernado por las normas de la Organización Mundial de Comercio se estima que conlleve unas pérdidas en el producto de entre el 5 y el 8 % comparado con un escenario sin brexit», subrayó la entidad que preside Christine Lagarde en su informe anual sobre la economía británica.

Dicen los expertos del FMI que un divorcio total de los británicos con sus antiguos socios europeos tendría un «gran impacto negativo» sobre el crecimiento y los precios de los activos. La opción «intermedia», mantener un acuerdo de libre comercio con el bloque europeo, provocaría que el PIB del país fuera un 3,9 % menor que de seguir en la situación actual. El impacto sería también negativo, pero no lastraría tanto la economía de los británicos.

El organismo que dirige Lagarde ha querido destacar la «importancia de un acuerdo a tiempo, acompañado de un período de implementación que evite una salida precipitada en marzo del 2019 y otorgue tiempo a las empresas y trabajadores para ajustarse a esta nueva situación». 

Las últimas previsiones del Fondo, divulgadas en octubre en su asamblea anual celebrada en Indonesia, situaron el crecimiento estimado del Reino Unido para este año en el 1,4 % y en el 1,5 % para el próximo. En septiembre, Lagarde ya advirtió en Londres de que, «sea cual sea el acuerdo, no será tan bueno como es el actual».

Los ministros del gabinete de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, comenzaron este miércoles a deliberar sobre el borrador del acuerdo del brexit al que han llegado los equipos negociadores de Londres y Bruselas. May espera recibir el visto bueno de sus ministros, que se han mostrado divididos en los últimos meses sobre la marcha de las negociaciones, antes de continuar impulsando el texto, que deberán refrendar todavía el Parlamento británico y los veintisiete socios restantes de la UE. 

Comentarios

El FMI alerta de que un «brexit» sin acuerdo costaría al Reino Unido hasta el 8 % del PIB