Merkel cierra filas con Macron sobre el Ejército europeo

La canciller desafía a Trump tras su arremetida contra el francés


Berlín / corresponsal

El eje franco-alemán se empeña en demostrar liderazgo, pese a estar dando sus últimos coletazos. La retirada de Angela Merkel y la crisis que atraviesa Emmanuel Macron generan incertidumbre en un momento en que Europa se enfrenta a un auge sin precedentes de los nacionalismos dentro y fuera de sus fronteras. Consciente de ello, la canciller aprovechó el que puede ser su último discurso ante la Eurocámara para respaldar al presidente galo en la idea de crear un «auténtico» Ejército europeo ante los ataques de Donald Trump.

«Ello demostraría al mundo que nunca más volverá a haber una guerra entre países europeos», afirmó en Estrasburgo la jefa de la gran coalición, después de que varias voces dentro de su partido, la CDU, y de su socio minoritario de Gobierno, el SPD, apoyaran el proyecto. A ojos de Merkel, un Ejército comunitario, unido a una política común de exportación de armas, serviría de «complemento» a la OTAN. Aún falta por concretar la cifra de países que lo conformarían y el ámbito de actuación, dado que para Berlín los Parlamentos nacionales deben tener la última palabra.

Independencia de EE.UU.

Eso sí, de lo que no cabe duda es que el objetivo del Ejército europeo es buscar la independencia de Estados Unidos. «Pertenecen al pasado» los tiempos en los que la UE podía confiar en la ayuda de otros países, argumentó Merkel. «Solo seremos escuchados si defendemos nuestros valores e intereses de forma conjunta», lo que implica que Europa tiene que ser capaz «a largo plazo» de actuar en el exterior, insistió la canciller, que resaltó la falta de eficiencia del actual sistema europeo de defensa debido a su fragmentación.

El futuro Ejército desató la ira de Trump el fin de semana, cuando durante los actos del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial en París, calificó de «muy insultante» la propuesta gala y retomó su eterna exigencia al bloque comunitario, y especialmente a Alemania, de que aumente su contribución a la Alianza Atlántica. «Quizás Europa deba primero pagar su porción justa en la OTAN, que Estados Unidos subvenciona en gran medida», tuiteó.

Lo que más molestó a Trump es que Macron hablara de EE.UU. como una amenaza para la seguridad de Europa, junto a China y Rusia. El líder galo se vio obligado a aclarar el sábado a su homólogo estadounidense lo que tachó de «malentendido». No obstante, y aunque la reunión parecía haber rebajado la tensión, el mandatario republicano volvía ayer a la carga. «Macron sugiere construir su propio Ejército para proteger a Europa de EE. UU., China y Rusia. Pero fue Alemania la que atacó en la Primera y la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo resultó eso para Francia? En París estaban ya empezando a aprender alemán cuando llegó Estados Unidos», se jactó el presidente, que acto seguido ridiculizó a Macron por sus «muy bajos niveles de popularidad». Y concluyó su salva de mensajes escribiendo: «¡Hagamos a Francia grande de nuevo!».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Merkel cierra filas con Macron sobre el Ejército europeo