Theresa May consigue el apoyo de su Gobierno al acuerdo sobre el «brexit»

Tras conseguir un pacto con su equipo, ahora la primera ministra debe conseguir la mayoría de apoyos en el Parlamento


No ha sido sencillo. Tras más de cinco horas de intenso debate, Theresa May ha conseguido que su Gobierno le de luz verde al borrador del brexit acordado a nivel técnico por los negociadores del Reino Unido y la Unión Europea. 

Theresa May comparecía a las puertas de su residencia oficial de Downing Street para comunicar ante la prensa, en una breve declaración institucional, que había conseguido el apoyo de su Gabinete de ministros a este pacto preliminar, después de unas complejas negociaciones sobre un divorcio que, todo apunta, se hará efectivo el 29 de marzo del 2019. «La decisión colectiva del Gabinete es que el Gobierno debe apoyar el borrador de acuerdo de salida», ha señalado la mandataria, que también ha recalcado que la decisión «no ha sido tomada a la ligera» y ha indicado que es su trabajo dar explicaciones, por lo que comparecerá este jueves ante el Parlamento. Precisamente es en la Cámara donde la primera ministra tendrá que salvar uno de los mayores escollos. No le será tarea sencilla a la premier conseguir el «sí» de la mayoría de los parlamentarios.

Las señales que fueron lanzando a lo largo de la tarde desde el 10 de Downing Street fueron confusas. En un primer momento, estaba previsto que la primera ministra de Reino Unido diera declaraciones a la prensa. Pocas horas después, se cancelaba la comparecencia de Theresa May para intercambiarla por una breve declaración. Desde el Ejecutivo británico no quisieron dar detalles sobre los motivos de este viraje. 

Mientras en Bruselas se esperaba una señal del Gobierno de Reino Unido, fuentes diplomáticas europeas reconocían a última hora de la tarde que el principio de acuerdo logrado a nivel técnico entre los negociadores de ambas partes es «muy frágil». Y advertían que, sin el consentimiento de Reino Unido a lo negociado, no sería posible hablar de acuerdo.

¿Fumata blanca sobre el «brexit»? Los entresijos del acuerdo que acarician la UE y el Reino Unido

Cristina Porteiro

La «premier» Theresa May convoca a sus ministros más escépticos para que den luz verde al texto

«¿Hay o no hay fumata blanca?», es la pregunta que sobrevoló este martes en los fríos y herméticos cuarteles de Bruselas. Cuatro horas interminables que arrancaron con filtraciones sobre un supuesto acuerdo sobre el brexit. Lo habitual en las últimas tres semanas. Más rumores. Confirmaciones ambiguas seguidas de desmentidos a medias tintas. Altas dosis de tensión. Llamadas de teléfono, algún que otro lamento, un «que se vayan ya» y mucha, muchísima confusión. ¿Por qué nadie sale a explicar qué está pasando? ¿Dónde están los expertos de la Comisión «más política de la historia»?, se preguntaba la prensa que, solo 30 minutos antes, asistía confundida a una reunión técnica sobre los planes de preparación de Bruselas para un brexit duro, un divorcio a cara de perro. El pesimismo era tal, que el vicepresidente de la institución, Frans Timmermans, no dudó en asegurar que «quedaba mucho todavía» para poder estrechar la mano a los negociadores británicos.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Theresa May consigue el apoyo de su Gobierno al acuerdo sobre el «brexit»