La industria móvil continúa innovando

El lector de huella bajo la pantalla, la carga ultrarrápida o el escaneo 3D de objetos son algunos avances del 2018; la cámara del «smartphone» permite aplicaciones de realidad aumentada


Redacción / La Voz

Una década después de la aparición del primer iPhone parece que ya no hay novedades en telefonía móvil y que los sucesivos lanzamientos de terminales son una especie de dejà vu que no ofrecen nada más de lo ya conocido. Pero aunque el smartphone sigue teniendo la forma y el funcionamiento básicos que adelantó aquel dispositivo presentado en el 2007 por Steve Jobs, lo cierto es que la industria sigue innovando.

Un ejemplo lo tenemos en el sensor de huella, que tras varios años moviéndose del frontal a la parte trasera ha acabado por integrarse dentro de las tripas del teléfono, bajo la pantalla táctil. Un sistema que funciona a la perfección y que utilizan ya algunas marcas como las chinas Huawei y OnePlus.

La cámara es otro de los elementos que más ha progresado y el año pasado surgieron los primeros dispositivos con triple y hasta cuádruple objetivo en su parte posterior. Esta tecnología ha permitido conseguir efectos bokeh (desenfoque profesional del fondo) y de retrato con numerosas opciones de retoque a posteriori. En combinación con la inteligencia artificial y la realidad aumentada, las cámaras sirven también para escanear objetos en 3D y utilizar después esa imagen para numerosos propósitos: desde medir un objeto a crear juegos, calcular las calorías de un plato de comida o mostrar cómo quedaría en nuestro salón un mueble que queremos comprar.

Aunque a nivel de batería se cree que la industria no ha avanzado mucho en los últimos años, no hay más que ver los nuevos cargadores ultrarrápidos, capaces de recuperar el 80 % de la autonomía de un smartphone en poco más de media hora. Huawei ha sido también pionera a la hora de introducir el grafeno como aislante.

El que las baterías de los móviles no se puedan ya extraer fácilmente, además del objetivo de obsolescencia programada -en terminales low cost no compensa el coste de cambiarla a los 3-4 años-, responde a la capacidad de resistencia al polvo y al agua, que ya alcanza en los modelos prémium la norma IP68: se puede meter el móvil durante 30 minutos en el agua (e incluso operar con él) sin que sufra ningún daño.

Una de las posibilidades menos exploradas ha sido la integración del stylus o lápiz digital, algo por lo que solo ha apostado Samsung en su gama Note. Apple reserva este periférico, que permite no solo escribir, sino hacer anotaciones en fotos o páginas web y recortar detalles y luego compartirlos, para el iPad.

Los gestos que permiten activar aplicaciones con la pantalla apagada y bloqueada, la proyección del móvil al PC o al coche y los asistentes digitales son otras funcionalidades innovadoras tras diez años de teléfonos inteligentes.

NANO TARJETA

La miniaturización ha permitido hacer terminales cada vez más delgados y meter baterías más grandes. La NM Card de Huawei es un 45 % más pequeña que las microSD tradicionales, creadas hace ya 15 años.

AISLANTE DE GRAFENO

El Huawei Mate 20 Pro incorpora una lámina de este material que, junto a una cámara de vapor, ayuda a disipar el calor más rápido y mantiene así más frío el terminal, mejorando el rendimiento general.

CÁMARA MÚLTIPLE

La doble cámara es cosa del pasado. El Samsung A9 tiene cuatro objetivos en su parte trasera: un ultra gran angular de 120 grados, un tele con ampliación 2X óptica, un sensor principal de 24 megapíxeles y una cámara de profundidad.

MEDICIÓN 3D.

La app Measure, en combinación con la cámara del iPhone, permite medir objetos con el teléfono usando la realidad aumentada. También es capaz de identificar una superficie y dar los datos del área que ocupa.

LÁPIZ DIGITAL

El Galaxy Note 9 se distingue del resto por este elemento, que en su última versión introduce la posibilidad de utilizarlo como control remoto para pasar fotos o iniciar y parar la reproducción de música, vídeos y presentaciones.

SENSOR DE HUELLA

Escondido bajo la pantalla táctil, consigue liberar espacio en el frontal del smartphone y que los marcos del terminal sean cada vez más pequeños. Lo incorporan, por ahora, el OnePlus 6T y el Huawei Mate 20 Pro.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La industria móvil continúa innovando