«Si hay presupuesto, excluiremos del copago farmacéutico a las rentas bajas»

La ministra asturiana de Sanidad admite que el déficit de médicos «es un problema preocupante» al que están prestando «mucha atención»

María Luisa Carcedo
María Luisa Carcedo

La dimisión de su predecesora, Carmen Montón, llevó a María Luisa Carcedo (San Martín del Rey Aurelio, 1953) a asumir el Ministerio de Sanidad el pasado mes de septiembre. Tras devolver la sanidad universal a los inmigrantes irregulares, dos de sus objetivos más inmediatos son la reducción de los copagos farmacéuticos y la lucha contra las seudoterapias.

-Uno de los compromisos de su Gobierno es acabar con el copago farmacéutico: ¿cuándo lo hará?

-El copago exige disponibilidad de recursos y por tanto necesitamos que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2019. Si tenemos Presupuestos, incluiríamos una medida para excluir del copago a las rentas más bajas.

-¿En caso de haber PGE ya eliminarán algún copago?

-Claro, sobre todo a las rentas bajas, tanto en pensionistas como en activos que tengan hijos a cargo o hijos con alguna discapacidad. Ahora los niños con discapacidad deben aportar según el nivel de renta de sus padres.

-Una persona que gane 18.001 euros anuales paga por sus fármacos lo mismo que otra que ingrese 99.500. ¿No deberían crear tramos más coherentes?

-Sí, pero de momento vamos a empezar con las rentas bajas, que es más perentorio. Sabemos por el barómetro sanitario que en torno a dos millones cien mil personas afirman que no retiran los medicamentos prescritos por razones económicas. Organismos prestigiosos nos indican que los copagos son una barrera de acceso a la asistencia sanitaria, en este caso al tratamiento farmacéutico, y nuestro objetivo es que no haya barreras. De momento el objetivo que nos planteamos específicamente es eliminar la barrera de las rentas bajas que no pueden contribuir a la compra de los fármacos que les prescriben.

-¿Si se prorrogan los Presupuestos no habrá medidas?

-Trabajamos con la hipótesis de que podrá haber Presupuestos.

-El propio ministerio reconocía esta semana que hay problemas con el abastecimiento de medicamentos y que a algunos laboratorios no les compensa el precio que se les paga.

-Esta no es la única razón de la falta de suministro, hay estrategias comerciales de toda índole. Nuestra responsabilidad es velar por que los productos que la OMS define como esenciales estén disponibles, y requerir a la industria que los que se compromete a suministrar los distribuya de forma efectiva. Pero también tenemos la obligación de que el coste de los fármacos sea lo más ventajoso posible. En esta nueva orden de precios hemos logrado 248 millones de ahorro, que se destinarán a programas sanitarios y sociales. Es nuestra obligación y responsabilidad lograr los máximos ahorros posibles en el gasto farmacéutico.

-¿Cree que hay estrategias de los laboratorios para forzar la subida de precios con desabastecimientos?

-Nosotros nos limitamos a aquellos medicamentos que son esenciales y no tienen sustituto. También establecemos mecanismos para prevenir estocajes precisamente por estas guerras comerciales, o que se exporten a otros países. Ahora bien, los medicamentos esenciales y que no tienen sustituto debemos preservarlos para que haya suministro.

«El precio del fármaco no es la única razón de la falta de suministro, hay estrategias»

-España forma a más médicos que otros países y tiene déficit: ¿qué falla?

-Lo que está sucediendo en el sistema es que hay muchas jubilaciones. Muchas comunidades han prorrogado ya la edad de jubilación de forma voluntaria, pero en los años ochenta hubo un incremento importantísimo de profesionales sanitarios y ahora se está produciendo un número de jubilaciones importante. ¿Qué nos sucede? Que los mayores déficits se producen en zonas rurales, en hospitales comarcales y específicamente en algunas especialidades con más carencias. Pero estamos viendo experiencias, no solamente en España, sino en otros países que vivieron esta realidad en otras épocas, para ver qué soluciones se pueden ir adoptando.

-¿Qué ejemplos de experiencias?

-Lo estamos analizando. Canadá, que adoptó decisiones específicas con las zonas más alejadas, países escandinavos...

-¿Como incentivar a los profesionales que vayan a esas zonas?

-No voy a decir eso porque se generan expectativas. Es un asunto al que estamos prestando mucha atención porque es un problema preocupante, pero ya se está trabajando con las comunidades autónomas.

-Equiparó la gestación subrogada con el tráfico de órganos, pero en España hay agencias y familias que recurren a ella. ¿Hay que penalizarlos?

-En España es una actividad prohibida. Hay un pronunciamiento de organismos internacionales, específicamente del Parlamento Europeo, para demandar que se regulen los convenios que se hacen entre particulares con otros países, desde la óptica de los derechos humanos. Y desde ese punto de vista yo añadí: como se está haciendo sobre las adopciones internacionales o sobre el tráfico de órganos. Fue en ese contexto.

-¿España no la regulará?

-En absoluto. Nos hemos pronunciado como partido y como Gobierno. Y mayoritariamente en España no se está a favor. Si ha habido un medida del Gobierno bien recibida por la comunidad científica esa es el plan contra las seudociencias presentado por los ministerios de Ciencia y de Sanidad. Pero todavía falta mucho camino para saber qué ocurrirá con la homeopatía.

-¿Acabará la homeopatía fuera de las farmacias?

-Dentro del plan contra las seudociencias haremos un documento con la relación de técnicas que pueden considerarse seudoterapias porque no responden al método científico. Vamos a ver cómo queda la homeopatía, porque yo no quiero hacer apriorismos. En el caso concreto de los productos homeopáticos hemos iniciado el procedimiento para catalogarlos, y de los dos mil productos que nos han solicitado su registro, solo doce han pedido que tengan indicación terapéutica, es decir, indicación para una enfermedad. En los demás pondremos que no disponen de evidencia o algo similar. Por lo tanto, la homeopatía veremos si es eficaz o no: lo dirá la agencia de evaluación, no lo voy a decir yo.

-¿Tiene España un problema con los antivacunas?

-En España tienen menos presencia y afortunadamente de momento tienen menos consecuencias en la salud pública. Me parece prioritaria la responsabilidad de los padres, porque no están decidiendo sobre su salud personal, sino sobre la de sus hijos, y los niños tienen derechos propios. Este es un elemento crucial a la hora de poner el enfoque sobre las vacunas.

-¿Ampliará el calendario vacunal con las que piden los pediatras: meningitis B, rotavirus...?

-Al calendario se llegó conociendo la existencia de estas vacunas, de todo lo disponible, y fue acordado por profesionales expertos conocedores del comportamiento epidemiológico de cada enfermedad. No es un calendario hecho desde la Administración, sino con expertos, sociedades científicas y profesionales de los servicios de salud pública de las comunidades.

-Es decir, que de momento se queda como está.

-Me gusta decirlo de otra manera: se decidió esto conociendo lo que hay por parte de quien tiene que decidirlo: sociedades científicas, profesionales y Administraciones públicas con expertos en materia de salud pública.

-¿Hay que endurecer las medidas para evitar el consumo de alcohol en menores?

-Sí, trabajamos en una norma que sería una especie de paraguas de las iniciativas de prácticamente todas las comunidades.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«Si hay presupuesto, excluiremos del copago farmacéutico a las rentas bajas»