Se ofrece bar sin alquiler, pero el pueblo elige al tabernero

María Hermida
maría hermida PONTEVEDRA / LA VOZ

ACTUALIDAD

emilio moldes

Si hay candidatos, los vecinos de Xesta, en A Lama, decidirán en urna quién es el mejor para su única taberna

04 dic 2018 . Actualizado a las 19:26 h.

Hay quien dice que Galicia es el país del millón de vacas y del millón de bares. Pero eso no siempre es cierto. Porque en la Galicia vacía, la zona rural, las tascas en las que se tomaba la chiquita y se compraban también los víveres fueron cerrando sin que otros negocios las relevasen. Donde sobreviven, las tabernas se han convertido en un punto neurálgico de actividad social. Ocurre en Xesta, en A Lama, donde la única taberna existente es la piedra angular de la convivencia de una parroquia metida en el monte. En ella se hacen quince comidas de vecinos al año, con una media de 70 comensales cada una. Los hombres echan rondas al subastado y las mujeres juegan el cinquillo tarde tras tarde. O echaban. Porque, ante la ausencia del tabernero que hasta ahora la regentaba, el local está cerrado a cal y canto. Y eso es un problema de órdago. De ahí que busquen solución.

El local de la taberna pertenece a la asociación de vecinos. Y eso facilita las cosas. No en vano, en asamblea, se decidió que no se cobra alquiler por el local para hacerlo más atractivo. También se acordó abrir un plazo -que expira este mismo miércoles a última hora- para quienes deseen regentar la taberna se anoten. Como en Xesta son muy dados al asunto democrático, votaron si preferían que el bar solo pudiesen llevarlo vecinos de la propia parroquia o que la convocatoria fuese abierta a todo el mundo. Y se decantaron por la segunda opción.

Hicieron el anuncio en las redes sociales y comenzó a funcionar el boca a boca. Han mostrado interés doce personas, aunque la mayoría todavía no formalizaron su solicitud -para hacerlo se debe mandar un correo electrónico a enriquevaqueiro@yahoo.es-.