Adiós al «abuso» para que cualquier delito sexual sea «agresión»

Es una propuesta del grupo que revisa el Código Penal tras la sentencia de la Manada


madrid, pamplona / agencias

La sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación, a la que el Ministerio de Justicia encargó la revisión de los delitos sexuales en el Código Penal tras la polémica sentencia de la Manada, propondrá que en la reforma de ese texto normativo se suprima el «abuso» para que todos los delitos sexuales sean considerados «agresión» o «violación».

Este es uno de los puntos en el que están «de acuerdo» todos los miembros del grupo de expertos que se reunirán el próximo jueves, según indicaron a Europa Press fuentes cercanas a la Comisión de Codificación. De todas formas, las mismas fuentes precisaron que el borrador es «provisional», que lo están estudiando un total de 30 personas y que, por lo tanto, está «sujeto a debate».

En este sentido, subrayan que la propuesta sobre los delitos sexuales para que lo que antes era considerado abuso sea ahora «agresión», o «violación» si hay penetración, no es la única que se plantea. De ahí que los miembros del grupo deberán ponerse de acuerdo sobre otros conceptos de tipificación, agravantes o modificación de algunas conductas.

Actualmente, el Código Penal castiga con hasta 15 años de cárcel a los responsables de agresión sexual, entendiendo como tal un atentado contra la libertad sexual de otra persona, «utilizando violencia o intimidación». Por su parte, el abuso sexual, entendido como un acto que atenta contra la libertad sexual «sin violencia o intimidación», es castigado con hasta diez años de prisión.

Regreso a la cárcel

Por otro lado, la Fiscalía de Navarra, como informa Colpisa, solicitó a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial el ingreso en prisión de los cinco miembros de la Manada después de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra confirmara, el pasado miércoles, la condena de todos ellos como autores de un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento. Sin esa petición, los magistrados no tendrían capacidad para ordenar la prisión provisional. Con todo, la decisión está en manos de la sección segunda de la Audiencia Provincial, es decir, en manos de los tres magistrados que en noviembre del 2017 juzgaron los hechos acaecidos en los Sanfermines del 2016, y los mismos que el pasado 22 de junio decidieron la puesta en libertad bajo fianza de los cinco acusados. Estos podrían pronunciarse la próxima semana.

Comentarios

Adiós al «abuso» para que cualquier delito sexual sea «agresión»