El IBEX cierra el año con los peores datos desde 2010

La Bolsa española bajó un 15% en un 2018 marcado por el «brexit» y el endurecimiento del dólar


 El 2019 llega con deberes para la economía española: reponerse de un 2018 que ha traído las peores cifras en el IBEX 35 (el principal indicador de la Bolsa española) desde hace ocho años. La pérdidas del casi 15% vienen marcadas por el «brexit», el endurecimiento del dólar, la tensión comercial entre Estados Unidos y China o la inestabilidad política en Italia. Estos motivos, entre otros muchos, están detrás de la pérdida de 1.500 puntos arrastrada a lo largo de todo el año, puesto que pasó de 10.043 en enero a los 8.539,90 con los que ha cerrado hoy, según recoge Efe. 

La marca mensual del mes de diciembre es, a su vez, la peor obtenida desde junio del 2016, cuando los británicos acudieron a votar para valorar su relación con la UE. Entonces las pérdidas se situaron en un 9,34, mientras este último mes del año rozan el 15%. 

La dinámica de bajada se ha mantenido prácticamente todos los meses del año. En enero y febrero la subida de tipos de interés en EEUU y otras cuestiones internacionales dejaron el índice en unas pérdidas cercanas al 5%. La situación logró un respiro en abril, con un repunte del 3,96 debido a la depreciación del euro frente al dólar, debido en gran medida a los comentarios del Banco Central Europeo (BCE) sobre la desaceleración de la actividad económica en Europa y al mantenimiento de los estímulos monetarios.

Pese a que en junio también se logró una subida pequeña, del 1,66%, (de la mano del sector energético), lo cierto es que las bajadas pronunciadas de mayo (con un descenso del 5,16%) y de julio, en el que la crisis de la lira turca hicieron que las pérdidas llegaran al 4,78%, presagiaron ya que el año 2018 no sería un buen año para la Bolsa española. Ni el repute de noviembre logró frenar los malos datos, algo que también se repitió en las principales plazas europeas, con caídas del 18,26 % en Fráncfort; del 16,15 % en Milán; del 12,48 % en Londres, y del 10,95 % en París.

Entre las 35 grandes empresas del IBEX, solo una docena terminaron el año con las cuentas en positiva, seis de ellas del sector de la energía, (en proceso de descarbonización). Endesa recuperó un 20,92 % %; Naturgy, un 20,58 %; Iberdrola, un 14,17 %; Acciona, un 13,19; Red Eléctrica, un 9,64 %; Enagas, un 5,01 %, y Repsol, un 1,11 %.

Además de las energéticas, ACS, Cellnex y Amadeus también subieron, un 13,19 %, un 5,35 % y un 2,99 %, respectivamente; Ence, que se incorporó al IBEX el pasado 24 de diciembre, aparece también entre las cotizadas que acaban el año con beneficios, del 4,06 %.

En el otro lado de la balanza, las firmas con mayores pérdidas fueron Mediaset (36,82%) y Sabadell (36,50%). Tras ellas se sitúa Bankia ( 33,82%) o ArcelorMittal (con una caída del 32,90%). Fuera del IBEX, los mayores descalabros en el panorama empresarial se produjeron en Nyesa, que cedió un 90,19% y en la cadena de supermercados DIA, que se dejó un 88,47%. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El IBEX cierra el año con los peores datos desde 2010