Teresa Romero: «Desde que me dieron el alta médica no he vuelto a trabajar con pacientes»

Dolores Cela Castro
dolores cela LUGO / LA VOZ

ACTUALIDAD

EFE | Zipi

La auxiliar, primera contagiada de ébola fuera de África, sigue a tratamiento psicológico

06 ene 2019 . Actualizado a las 12:54 h.

Con la perspectiva que dan los cuatro años transcurridos, la auxiliar de enfermería Teresa Romero Ramos, la primera contagiada de ébola fuera de África, reconoce que ha tenido mucha suerte. Admite que la suya fue una experiencia traumática, que la ha hecho más fuerte y que ha supuesto cambios importantes en su vida. Uno de ellos, que ha dejado de fumar. Romero, que sigue viajando siempre que puede a Becerreá para visitar a su madre, Jesusa Ramos, no da importancia a las secuelas físicas que le quedaron después de permanecer ingresada más de un mes, aunque sí a las psicológicas, de las que continúa tratándose. Su nueva mascota se llama Alma. Es una perrita que fue a buscar a una protectora de animales en enero del año 2015, con la que trató de curar la ausencia de Excalibur, el perro que fue sacrificado poco después de que ingresara en el mismo centro en el que trabajaba.

«Sigo aquí, donde empecé y donde he estado toda mi vida, dando guerra», señala desde Madrid en referencia al hospital Carlos III. La auxiliar de enfermería continúa trabajando en el mismo centro, en el que empezó su carrera profesional como auxiliar de enfermería hace 28 años y en el que se contagió del virus del ébola. Ella formaba parte de los equipos que atendieron a los dos misioneros repatriados de África. «Desde que me dieron el alta médica -señaló- no he vuelto a trabajar con pacientes porque adaptaron el puesto a mi nueva situación. Estoy muy bien donde estoy ahora», confiesa.

«Hago vida normal -explica-, sigo con mis rutinas, aunque he de reconocer que tuve mucha suerte». «Hace cuatro años que pasó -añade- y me acuerdo todos los días. No lo he olvidado, y, aunque las heridas se van cerrando, siempre me acordaré de aquellos días. La única forma que hay de que los olvide es que tenga alzhéimer», señala con convencimiento.