Indemnización histórica para un grupo de «au pairs» que trabajaron en EE. UU.

Denunciaron a 15 compañías por pactar para no cumplir los sueldos y un acuerdo les otorga 65,5 millones de dólares


redacción / la voz

65,5 millones de dólares. Esa es la indemnización que recibirá un grupo de niñeras extranjeras de Alemania, Australia, Colombia, México y Sudáfrica, que presentaron una demanda colectiva en 2014 contra 15 compañías que las llevaban a trabajar en EE.UU. Las jóvenes denunciaron que las empresas se pusieron de acuerdo para mantener los salarios bajos, no pagar horas extras, no respetar el salario mínimo establecido por las leyes federales e incluso imponer un límite máximo a los ingresos de esas trabajadoras.

El acuerdo. que fue calificado como «histórico» por la firma Boies Schiller Flexner en un comunicado, evita que el caso llegue a un juicio por jurado. Las trabajadoras denunciaban, además, que en algunos casos se vieron forzadas a realizar tareas para las que no fueron contratadas, como alimentar a gallinas o ayudar a la familia a mudarse.

El representante del grupo Towards Justice (Hacia la Justicia, con sede en Denver), David Seligman, indicó que el fallo de la corte federal beneficiará potencialmente «a unas 100.000» niñeras y aseveró que se trata «quizá del mayor acuerdo judicial jamás logrado en nombre de los trabajadores con salario mínimo». Asegura que la decisión de la corte federal en Denver «finalmente les da a las niñeras la oportunidad de buscar mejores salarios y mejores condiciones de trabajo».

Este acuerdo, sin embargo, aún debe ser ratificado por un juez. Cuando eso suceda, las 15 empresas demandadas se comprometerán a indemnizar a las demandantes y a informar a futuras niñeras extranjeras de sus derechos en Estados Unidos. A cambio, no enfrentarán cargos en su contra.

España, a la cabeza

En España, miles de personas viajan cada año a otros países para trabajar como au pairs. La plataforma gratuita AuPairWorld, tenía 80.180 usuarios registrados en 2014. Lo más llamativo ha sido el gran aumento de la cifra en pocos años, algo que los expertos achacan a la crisis, tras la que esta opción resulta un modo barato de aprender un idioma.

A pesar de que existe un acuerdo europeo que marca las condiciones básicas de este tipo de trabajo, las agencias de colocación han demandado un órgano competente nacional que lo desarrolle bajo una normativa legal. Laura Oliveira logró trabajo en el Reino Unido como niñera a través de esta plataforma. Su experiencia (que reflejó en su blog Una gallega al otro lado del charco), no fue muy satisfactoria. «No creo que cambie mucho la cosa si el trabajo lo encuentras a través de una agencia -explica- porque el problema es el vacío legal y que el trabajo no está reconocido como tal». A su juicio, esta es la causa de que haya un gran desequilibrio entre lo que las niñeras (en su mayoría mujeres) y las familias esperan. «Es confiar en que la familia va a tener palabra y que van a cumplir con las condiciones que has pactado previamente, pero a veces ellos tienen una idea diferente, piensan que vas a ser como la asistenta pero más barata», explica.

El consulado de España en el Reino Unido advierte de que este no es un trabajo remunerado, sino un acuerdo. «Es un trabajo que no es tal, a medio camino al voluntariado, y después te metes en la casa de alguien y estás viviendo bajo el mismo techo que tus jefes y para mi fue frustrante», añade Oliveira.

 

Comentarios

Indemnización histórica para un grupo de «au pairs» que trabajaron en EE. UU.