La incertidumbre sobre el futuro de Francisco González en el BBVA se prolonga

Las escuchas eclipsan los primeros resultados de Carlos Torres


madrid / la voz

Carlos Torres presenta este viernes los primeros resultados anuales del banco como presidente del BBVA, inmerso en una grave crisis corporativa: la desatada por el escándalo de las supuestas escuchas telefónicas realizadas por el excomisario Villarejo, presuntamente por encargo directo del entonces presidente del banco, Francisco González, FG, para abortar el asalto de Sacyr a la entidad en el año 2005.

Los 15 miembros del consejo de administración del banco, que se reunieron en la tarde de este jueves en medio de un absoluto secretismo para aprobar las cuentas del 2018, también debían abordar el problema reputacional que el estallido del caso Villarejo está suponiendo para la entidad. En los últimos días -especialmente esta semana- se han multiplicado las voces que, de forma cada vez más expeditiva y desde todos los frentes (Gobierno, BCE, Banco de España, CNMV, fondos presentes en el capital del banco o resto del sector financiero), reclaman a Torres que tome medidas respecto a González para contener el daño al BBVA. Su destitución, en una palabra, de los cargos que ocupa desde el 31 de diciembre: presidente de honor y de la fundación.

Hasta el momento, lo que Torres ha hecho ha sido encargar una investigación interna y otra externa (a PwC y Uría) para determinar lo ocurrido en relación a los pagos que el banco le hizo a Villarejo, habida cuenta de que no se limitarían a más de una década atrás, cuando González vio peligrar su presidencia, sino que se prolongaron hasta el 2017, según se ha publicado.

En una carta enviada a la plantilla, el recién estrenado presidente aseguró que su prioridad era «esclarecer» lo ocurrido y actuar «con la contundencia necesaria». Precisamente que la investigación no ha concluido aún puede ser el argumento para dilatar la decisión sobre el futuro de González, decisión complicada para quien fue designado por él para sucederle. Y la misma situación se hace extensiva al resto de los integrantes del consejo, cuyas deliberaciones se mantuvieron en absoluto secreto a lo largo de este jueves.

En esta tesitura, que el mercado no haya penalizado el valor de la acción es un balón de oxígeno. Los títulos no se han resentido ni siquiera con los anuncios de acciones legales por parte de algunos de los presuntamente espiados, como el exministro Miguel Sebastián.

Torres y su nuevo consejero delegado, el turco Onur Genç, se enfrentan este viernes a sus resultados más complejos, eclipsados los números por un escándalo que les exige poner fin a la era FG.

El día D de FG en el BBVA

ana balseiro

El escándalo del supuesto espionaje encargado a Villarejo puede acabar derribando al presidente de honor del segundo banco del país

Nació en Chantada, en el corazón de la provincia de Lugo, el 19 de octubre de 1944. Pero Francisco González, más conocido en el mundo financiero como FG, nunca ha ejercido de gallego. Que la morriña no sea competencia para Davos y el gallego ni siquiera le haga sombra al inglés quizás obedezca a que el hombre que hasta el 31 de diciembre presidió el segundo banco más importante del país -estuvo al frente del BBVA durante las últimas dos décadas- solo tenía tres años cuando emigró con su familia a Buenos Aires.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La incertidumbre sobre el futuro de Francisco González en el BBVA se prolonga