«Reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación», uno de los 21 puntos que Torra exige a Sánchez

Los independentistas cuestionan la estructura del Estado, la forma y al Poder Judicial

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, durante su encuentro el pasado diciembre en el palacio de Pedralbes, en Barcelona.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, durante su encuentro el pasado diciembre en el palacio de Pedralbes, en Barcelona.

redacción / la voz

Otro golpe de efecto es lo que hizo ayer el presidente catalán, Quim Torra, al dar a conocer el documento de cuatro páginas que entregó al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, en la reunión del pasado 20 de diciembre en el palacio de Pedralbes de Barcelona. Bajo un elocuente titular: «Un pacto de Estado para solucionar el conflicto entre España y Cataluña», como si esta no formase parte del Estado, se explicitan las reivindicaciones de los independentistas. Entre otras cosas, se exige «negociar sin límites y sin condiciones» y «reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña».

El documento asegura que para resolver el «conflicto» con Cataluña hay que llevar a cabo cambios estructurales «en la organización actual del Estado», cuestiona la independencia judicial (los independentistas querían nombrar a los jueces del alto tribunal catalán en una hipotética Cataluña independiente) y la monarquía parlamentaria y atribuye la «crisis» «a la no superación total del franquismo». Habla de la falta de separación de poderes, «que ha llegado a unos límites absolutamente inaceptables», cuando exigen al Gobierno que influya en la Fiscalía para liberar a los políticos presos. Estos son los puntos:

respuesta democrática 

1. No se puede gobernar contra Cataluña.

2. Hay que reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña.

3. Es necesaria una mediación internacional, que tiene que facilitar una negociación en igualdad.

4. La soberanía de las instituciones catalanas tiene que ser respetada y no amenazarla con la aplicación del artículo 155.

5. Se tienen que investigar los abusos policiales y económicos ejercidos contra el pueblo de Cataluña.

6. La vía judicial tiene que quedar atrás.

Regeneración democrática

7. Hay que impulsar un compromiso por la ética política.

8. Se tiene que garantizar la separación de poderes.

9. Es imprescindible poner fin a la limitación de derechos fundamentales.

10. El retroceso de la calidad democrática de España se tiene que revertir.

11. Hay que frenar el deterioro de la imagen de España en el mundo.

12. Se tiene que poner fin a la complicidad de cuerpos policiales y aparato judicial con la ultraderecha.

13. Hay que garantizar la independencia judicial.

14. Es necesario asegurar el respeto a los derechos humanos.

Desfranquizar España

15. La sombra y la influencia de la cultura franquista pervive y es incompatible con la plenitud democrática de España.

16. La indolencia con el fascismo, la impunidad con las actitudes fascistas tiene relación directa con la impunidad de los crímenes del franquismo.

17. Se tienen que aislar y denunciar los grupos neofascistas.

18. Es incompatible con la democracia la existencia de privilegios derivados del franquismo.

19. Hay que emprender un proceso explícito de desfranquización y un debate sobre la monarquía.

20. La nulidad de los juicios franquistas es un paso imprescindible de memoria histórica.

21. Se tiene que hacer efectiva una política de fosas comunes.

El Gobierno accede a que un «relator» neutral «dé fe» de su diálogo con Torra

Gonzalo BAreño
A la mesa de diálogo del Gobierno de Quim Torra con partidos catalanes asistieron miembros del PSC y de  Catalunya En Comú-Podem, además de ERC y JxCat, pero no lo hicieron de C’s, PP y la CUP.
A la mesa de diálogo del Gobierno de Quim Torra con partidos catalanes asistieron miembros del PSC y de Catalunya En Comú-Podem, además de ERC y JxCat, pero no lo hicieron de C’s, PP y la CUP.

El PSOE negocia contra reloj con los independentistas para salvar los Presupuestos

«Mediador», «coordinador», «relator» o «notario». Las versiones sobre el alcance de la figura difieren en función de la fuente, pero el Gobierno y la Generalitat negocian que un persona neutral ejerza de testigo en las conversaciones de la mesa de diálogo de partidos sobre «el futuro político de Cataluña» impulsada por el presidente catalán, Joaquim Torra. La presencia de un mediador en esa negociación es una de las exigencias de los independentistas para retirar las enmiendas a la totalidad sobre los Presupuestos que han anunciado y que, de materializarse, tumbarían a la primera las cuentas públicas y abrirían un escenario de posible adelanto de las elecciones generales.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«Reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación», uno de los 21 puntos que Torra exige a Sánchez