Los bufetes de abogados se convierten en un retiro dorado para ex altos cargos

ACTUALIDAD

J.L. Cereijido | Efe

La ley exige que no trabajen durante dos años en empresas afectadas por sus decisiones

13 mar 2019 . Actualizado a las 13:01 h.

El caso de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, que se ha incorporado al despacho de abogados Cuatrecasas solo nueve meses después de abandonar su cargo en el Ejecutivo de Rajoy, ha reabierto el debate sobre las incompatibilidades de los altos cargos. Aunque su decisión es especialmente polémica por la importancia del cargo que desempeñaba y por el hecho de que seguirá siendo miembro del Consejo de Estado, lo que le obligará a abstenerse en cualquier dictamen que afecte al bufete del que es socia, el suyo no es ni mucho menos el primer caso de un político o exmiembro del Gobierno que pasa directamente del Consejo de Ministros o el escaño a trabajar como socio o asesor en despachos de abogados en poco tiempo desde que dejan el cargo. Y, en este caso, la práctica no distingue entre siglas políticas.

FRANCISCO CAAMAÑO. Socio de CCS Abogados. El exministro socialista de Justicia fichó como socio del despacho de abogados CSS un año después de dejar su escaño en el Parlamento gallego
FRANCISCO CAAMAÑO. Socio de CCS Abogados. El exministro socialista de Justicia fichó como socio del despacho de abogados CSS un año después de dejar su escaño en el Parlamento gallego Álvaro Ballesteros

El exministro de Justicia socialista Francisco Caamaño, que ocupó esa cartera entre el 24 de febrero del 2009 y el 22 de diciembre del 2011, fichó en el 2016 como socio de la empresa CCS Abogados para liderar el departamento de derecho público. Tras dejar el Gobierno, Caamaño siguió en la política activa hasta el 2015. En las elecciones del 2011 fue elegido diputado en el Congreso. Y en el 2012 se presentó a las elecciones al Parlamento de Galicia encabezando la candidatura del PSOE por A Coruña. Fue secretario general de los socialistas coruñeses hasta diciembre del 2015, cuando dejó el escaño para compaginar su trabajo como catedrático en la Universidade de A Coruña con su labor como socio del bufete CCS, en donde trabaja en el cumplimiento normativo de medianas y grandes empresas.

RAFAEL CATALÁ. Asesor de Herbert Smith. El exministro de Justicia del PP fichó como asesor del bufete internacional solo cinco meses después de abandonar su cargo en el Gobierno
RAFAEL CATALÁ. Asesor de Herbert Smith. El exministro de Justicia del PP fichó como asesor del bufete internacional solo cinco meses después de abandonar su cargo en el Gobierno Javier Lizón | EFE

En el propio PP, y aún más rápido que en el caso de Sáenz de Santamaría, el también exministro de Justicia Rafael Catalá fichó por el despacho Herbert Smith Freehills solo cinco meses después de dejar el Gobierno. Catalá ejerce como asesor del prestigioso bufete internacional especializado en «fusiones, adquisiciones y en el asesoramiento de operaciones internacionales», aunque, a diferencia de Sáenz de Santamaría y Caamaño, no es socio del despacho. Herbert Smith Freehills también tiene en nómina a otro exministro y exportavoz del Gobierno del PP, Josep Piqué. Catalá es además patrono de la Fundación del Atlético de Madrid, club presidido por el empresario Enrique Cerezo, quien, según una grabación policial, llamó en su día a Catalá, cuando este era ministro, para interesarse por la situación del expresidente madrileño Ignacio González, implicado en el caso Ático. En noviembre del 2016, nada más asumir Justicia, Catalá envió un SMS a González diciendo: «Ojalá se cierren pronto los líos».