Torra mantiene los lazos amarillos y se arriesga a ser inhabilitado

El presidente de la Generalitat incumple la exigencia de la Junta Electoral Central y envía un escrito protestando


La Voz

El presidente de la Generalitat confirma que mantendrá el lazo amarillo en la fachada del Palau y envía un escrito a la Junta Electoral Central (JEC) protestando por que se exija su retirada. Pocas horas después de que haya expirado el plazo de 48 horas concedido por la JEC a Quim Torra para que retire los lazos y las esteladas de los edificios oficiales, al considerarlos «simbología partidista», expresamente prohibida por la ley en período electoral, el Gobierno anuncia que no se quedará de brazos cruzados en caso de que, tal y como parece, el titular del Govern mantenga su decisión de no atender al requerimiento. 

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, garantizó este miércoles que el Ejecutivo actuará y que «se quitarán los lazos amarillos». Delgado evidenció que los secesionistas pueden presentar recurso ante la resolución de la JEC en la que estimó parcialmente la demanda de Ciudadanos, pero que «la ley es igual para todos», por lo que los lazos amarillos y las banderas independentistas tendrán que ser retiradas: «Tiene que ser así», dijo tajante Delgado en unas declaraciones que contrastaron con la tibieza de, Meritxell Batet, que se limitó a pedir paciencia.

Pero en el PP no acaban de creerse las palabras de la titular de Justicia y este miércoles su presidente, Pablo Casado, anunció que instará a la Fiscalía a actuar en caso de que Torra no cumpla con la orden. «Nosotros iremos a la Fiscalía a exigir que se retiren los lazos amarillos de todas las plazas y calles de Cataluña», manifestó en un acto con los populares de Zaragoza.

Torra y otros altos cargos del gobierno autonómico se exponen a multas de hasta 3.000 euros en caso de no atender a la petición de la Junta Electoral en la que se les exige neutralidad institucional, pero también a posibles denuncias ante la Fiscalía por delitos de desobediencia.

Escrito a la JEC

En el documento remitido a la Junta Electoral Central, Torra alegó la «dificultad legal de cumplir» el requerimiento de retirar banderas esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat y le pide que «reconsidere» su decisión.

Los lazos amarillos ponen todo el foco de la campaña del 28A en Cataluña

Fran Balado

Torra, dispuesto a desobedecer a la JEC, responderá de forma «combativa» y seguirá tensando la cuerda para el 28A

La cuestión catalana contamina el debate político en el resto del Estado desde muy atrás, pero lo hace especialmente desde el punto de no retorno que significó la declaración de independencia de otoño del 2017. Por supuesto, las elecciones del 28 de abril no serán ajenas, y todos y cada uno de los partidos que concurren a las urnas son conscientes de que su mensaje para Cataluña jugará un papel determinante.

La influencia de Cataluña en el 28A quedó patente desde su misma convocatoria. Sánchez se vio forzado a fijar el adelanto electoral ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con las fuerzas secesionistas que le permitieran sacar adelante los Presupuestos. A lo largo de toda la extensa precampaña, la cuestión catalana también lo ha impregnado y lo seguirá impregnando todo. Siempre presente, como el perejil de todas las salsas: que si Arrimadas se va a Waterloo a hacerse la foto, que si Casado pide un 155 sine die, que si Sánchez volvería a sentarse en la mesa con los independentistas, o que si Pablo Iglesias ya no sabe ni qué decir ni qué callar para dejar de peder votantes. Todo, mientras Santiago Abascal lidera la acusación particular contra los secesionistas en el Supremo.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Torra mantiene los lazos amarillos y se arriesga a ser inhabilitado