Las «kellys» advierten a los políticos de que siguen «en el limbo» y están «cansadas de parches»

El colectivo de las limpiadoras de hoteles aprovechará la campaña electoral para «arrancar» compromisos políticos para mejorar su situación laboral


El colectivo de las camareras de piso, conocido como «las kellys», avisan al Gobierno y a los partidos políticos que concurren a los comicios generales del próximo 28 de abril que su lucha sigue y que, ante la campaña electoral, seguirán intentando «arrancar» compromisos políticos para mejorar su situación laboral. «Seguimos en el limbo en el que hemos estado siempre, estamos un poco cansadas de parches», ha recalcado la presidenta de la asociación Las Kellys, Myriam Barros, en declaraciones a Europa Press.

Barros ha asegurado que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social «ha quedado» en avisar al colectivo de cara a cerrar un encuentro. Fuentes del departamento dirigido por la ministra Magdalena Valerio, quien ya se reunió con el colectivo, han recalcado a Europa Press que ha estado abierta a recibir a colectivos, si bien han añadido que ahora mismo la agenda está «muy complicada».

Barros achaca este contacto a la próxima campaña electoral, un momento en el que entiende que las formaciones políticas quieran «intentar sacar beneficios». En cualquier caso, las integrantes del colectivo están interesadas en saber «qué tiene pensado hacer» el PSOE, así como el resto de partidos políticos, para mejorar su situación.

«Creemos que es momento de presionar, de intentar arrancar compromisos, y en eso estamos -ha agregado-. Hemos demostrado que tontas no somos». Pero Barros avisa de que no se contentan con que les den «una palmadita en la espalda de vez en cuando».

De esta legislatura, ha celebrado que el Ministerio de Trabajo haya reconocido ya las enfermedades profesionales de las camareras de piso, al tiempo que ha expresado su satisfacción porque «se ha incrementado muchísimo» la labor de inspección de Trabajo, lo que ha provocado que salieran a la luz contratos ilegales, y que contratos a tiempo parcial se hayan convertido en tiempo completo, y temporales en fijos.

Está pendiente la reforma del artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores

Se produzca o no esa reunión con el Gobierno, que a partir del día 28 de abril estará en funciones, Barros ha recalcado que el planteamiento de «las kellys» sigue siendo el mismo. En esta línea, ha subrayado que su reivindicación histórica, que es la modificación del artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para garantizar la igualdad en las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados, sigue sin llevarse a cabo.

Según ha lamentado, el Gobierno se comprometió a acometer este cambio, pero de momento no se ha producido. «Seguimos en las mismas y ahora vemos que hay elecciones y no sabemos qué va a pasar mientras seguimos en el limbo, como hemos estado siempre -ha declarado- Van poniendo parches, pero estamos un poco cansadas».

El propio Pedro Sánchez, antes de llegar a la Presidencia de Gobierno y siendo líder de la oposición, exigió al entonces líder del Ejecutivo, Mariano Rajoy, esta modificación del Estatuto de los Trabajadores. Lo hizo el mismo día en que cinco representantes del colectivo se reunieron con Rajoy en La Moncloa durante casi dos horas.

En ese encuentro, las limpiadoras de hoteles trasladaron a Rajoy los problemas que sufren, su precarización y explotación laboral, y el expresidente  se comprometió a impulsar acciones para mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso. Pero poco después prosperó la moción de censura contra Rajoy, y Sánchez no ha recibido al colectivo, si bien la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se reunió con sus representantes en Las Palmas de Gran Canaria. En dicho encuentro, Maroto les trasmitió la implicación del Gobierno con la mejora de sus condiciones laborales.

Por otro lado, el colectivo también reclama un cambio en la Ley de libertad sindical ya que, a su juicio, la actual favorece a las organizaciones sindicales mayoritarias. «Hay que ampliar la gama del sindicalismo a diferentes colectivos que nos quedamos fuera de esa ley», ha reivindicado Barros.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las «kellys» advierten a los políticos de que siguen «en el limbo» y están «cansadas de parches»