Álvarez de Toledo reprocha al empresariado catalán que haya adoptado una posición timorata frente el independentismo

La candidata del PP al Congreso por Barcelona reclama «responsabilidad» a las élites sociales, industriales y culturales de la comunidad para defender abiertamente la Constitución del 78 y la autonomía

Cayetana Álvarez de Toledo, en el Círculo Ecuestre de Barcelona, ante cerca de doscientos miembros de la sociedad civil y económica catalana
Cayetana Álvarez de Toledo, en el Círculo Ecuestre de Barcelona, ante cerca de doscientos miembros de la sociedad civil y económica catalana

Redacción / La Voz

La candidata del PP Cayetana Álvarez de Toledo eligió en el Círculo Ecuestre de Barcelona -ciudad en la que concurre liderando la lista popular al Congreso- un escenario propicio para hablar de su proyecto político. Y acabó aleccionando a su auditorio, integrado por cerca de doscientas personas de la sociedad civil y económica de la comunidad, y reprochando al empresariado catalán que hasta ahora haya adoptado una posición timorata frente el avance del independentismo y, especialmente, ante la cita ilegal con la urnas del 1-O

En la misma línea, exigió a las élites sociales, industriales y culturales de Cataluña «responsabilidad» para defender la Constitución del 78 y construir una barrera para frenar el separatismo. En un almuerzo-coloquio, los instó a ser auténticos «militantes de la Constitución» después de dejar claro que no cree que hubiesen hecho «todo lo que debían hacer frente el nacionalismo y el procés». Según añadió, «la gran estafa del nacionalismo no podría haber sido posible sin el desistimiento de una parte de la sociedad y de una abierta complicidad de otra».

Y fue más allá en su reprobación: «¿Cuántos empresarios han defendido abiertamente la Constitución y la autonomía? Algunos sí y, por ello, muchos tuvieron que marcharse, pero quizás se podría haber hecho más y mejor antes», dijo. En su opinión, el «golpe pudo fraguarse porque hubo una trama civil y mediática que acompañó al operativo institucional, pero también porque no hubo del otro lado una urdimbre constitucionalista que lo impidiera», lamentó en declaraciones que recoge Europa Press.

Presentada por el exministro de Economía Román Escolano, Álvarez de Toledo echó de menos un mayor compromiso, un activismo más rotundo y una más nítida visibilidad de parte de la sociedad catalana que disiente de los planes de Puigdemont y Torra: «No fue hasta la agresión final, hasta el asalto más obsceno a la legalidad cuando esta sociedad tolerante, demócrata y cosmopolita despertó de manera emocionante. Hasta que eso no ocurrió, la resistencia era francamente minoritaria y frágil», recordó. Fue ahí también donde asumió la cuota de culpa que atribuye a su propio partido, que estima que «no lo ha hecho todo lo bien que podría haber hecho», reconoció para insistir en que todas las esferas de la sociedad deben asumir sus responsabilidades. «El rescate democrático de Cataluña no puede hacerse solo desde la política y el Gobierno central» porque, a su juicio, es muy necesaria la implicación de la sociedad para sitiar al nacionalismo y encontrar una solución que permita a la comunidad seguir adelante. Y si concede alguna «virtud» al conflicto independentista es, subrayó, que «ha sacado de la inopia» a los ciudadanos y a los políticos que aceptaron al nacionalismo «como animal de compañía, pensando que era algo diferente de lo que es».

En el mismo sentido, invitó a la ciudadanía silenciosa a empoderarse, a tomar la iniciativa: lo que hay que procurar, reseñó, es dar más autonomía a los ciudadanos con todos los instrumentos al alcance del Estado de Derecho y que esto debe lograrse dando una «batalla ideológica frente al separatismo» y bajo la premisa fundamental de que la ley siempre se debe cumplir.

Reproches al PSOE

La candidata popular aprovechó el encuentro del Círculo Ecuestre de Barcelona para arremeter contra el PSOE porque entiende que el partido de Pedro Sánchez quiere seguir el mismo camino que, dice, ha provocado la situación que se vive actualmente en Cataluña, y por esta razón calificó las apelaciones socialistas al diálogo como soluciones baratas porque «en el fondo no significan nada, solo desigualdad y más división».

«El mundo se divide entre la gente que cree que todavía existe vida inteligente en el PSOE y la que no», ironizó para concluir reprochando que durante toda su historia política los socialistas han blanqueado el nacionalismo y el independentismo.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Álvarez de Toledo reprocha al empresariado catalán que haya adoptado una posición timorata frente el independentismo