Pedro Sánchez rectifica e intenta sofocar la crisis asistiendo a los dos debates

El presidente del Gobierno acudirá el lunes 22 a TVE y al día siguiente estará en los platós de Atresmedia


Madrid/ La Voz

Pedro Sánchez rectifica y finalmente acudirá a los dos debates en televisión programados para esta campaña electoral junto al resto de los principales candidatos. El primero, el lunes 22 (22 horas), organizado por TVE. Al día siguiente volverá a medirse con Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, pero en esta ocasión será en los platós de la corporación Atresmedia.

El presidente del Gobierno ha reconsiderado su postura, que ayer calificaba de inamovible, tras el cisma que se originó con la decisión de RTVE de retrasar su debate al martes de forma unilateral para hacerlo encajar con los intereses del candidato socialista, y contraprogramando así la cita de Atresmedia. Los líderes del PP, Ciudadanos y Podemos, que acusaron a Sánchez de presionar a la dirección del ente público para mover la fecha a su antojo, advirtieron que ellos cumplirían con su palabra, y que por lo tanto el martes asistirían al de Atresmedia, estuviera o no presente el jefe del Gobierno.

;
Sánchez confirma que acudirá a los dos debates y recuerda a la derecha que «debatir no es insultar» El líder del PSOE ha rectificado su postura de asistir únicamente al debate organizado por RTVE.

El Comité Electoral del PSOE ha emitido un comunicado este viernes a primera hora en el que justifica este cambio de posición de Sánchez, que, aunque lo considera una «anomalía» democrática, finalmente asistirá a las dos citas ante la posibilidad real de que no se celebrase ninguna.

Sánchez trata así de zanjar una crisis que lleva erosionando su figura durante toda la campaña debido a su excesivo tacticismo. 

Cronología de un embrollo

La primera decisión del presidente del Gobierno para esta campaña fue acudir exclusivamente al debate a cinco planteado por Atresmedia para el martes 23, en el que estaría presente el líder de Vox, Santiago Abascal. Sánchez rechazaba así participar en el debate a cuatro planteado para el día anterior por la televisión pública y el cara a cara que le exige el jefe de la oposición, Pablo Casado. Se decantó por esta opción debido a su interés en que Abascal coincidiera en el mismo plano con los dirigentes del PP y de Ciudadanos, reforzando su estrategia de meter «a las tres derechas» en un solo saco para fragmentar el voto dentro de su electorado y desempolvar la foto de la plaza de Colón.

Sin embargo, la Junta Electoral, ante las denuncias de otras formaciones minoritarias con representación en el Congreso durante la pasada legislatura, resolvió que la presencia del partido de Abascal en dicho espacio televisivo violaba los principios de proporcionalidad por los que se rige la Ley Electoral, y paralizó la celebración del programa de Atresmedia. Una decisión que «acato, pero no comparto», manifestó el presidente del Gobierno. 

Una vez desactivado este debate por la Junta Electoral, Sánchez decidió dar plantón a Atresmedia a pesar de que esta había reformulado su formato sacando a Abascal de la ecuación. Presumiendo ser un firme defensor del ente público, Sánchez se decantó por aceptar solo la cita de Televisión Española, que acabó moviendo su programa para el martes y contraprogramando el espacio de Atresmedia. Casado, Rivera e Iglesias denunciaron que este cambio de fecha para que solo se celebrase un debate y con el formato que más se ajustaba a los intereses del PSOE se debió a las presiones ejercidas por el entorno del jefe del Gobierno sobre la dirección de RTVE, nombrada por el propio Sánchez tras el triunfo de su moción de censura. El Consejo de Informativos de TVE y algunos de los presentadores de esta casa, entre ellos, Xabier Fortes, la persona elegida para moderar la cita, mostraron su bochorno por la decisión tomada por la dirección al haberse plegado a los intereses «de un solo partido».

Los líderes de PP, Ciudadanos y Podemos se rebelaron ante dicha «instrumentalización» por parte del Gobierno de la televisión pública y confirmaron que, cumpliendo con su palabra dada, ellos estarían presentes el martes en el plató de Atresmedia, abriéndose así la posibilidad de que el mismo día se celebrasen dos programas a la misma hora: uno con Sánchez y los segundos espadas de estos partidos, y otro, en un canal distinto, con Casado, Rivera e Iglesias, que intercambiarían posturas ante un atril vacío por la ausencia del presidente.

;
Ciudadanos pide la dimisión de la directora de RTVE tras el «bochorno» del debate electoral Arrimadas: «No puede ser que el PSOE ponga comisarios políticos al frente de una televisión referente».
;
Pablo Iglesias: «Nunca la televisión pública puede trabajar a favor de un Gobierno» El líder de Podemos califica de «espectáculo terrible» la polémica del debate en TVE.

Sánchez defendió ayer por la tarde en una entrevista radiofónica que él solo participaría en una cita, y que sería el martes en TVE. ¿Y si no están allí el resto de líderes? «Tendrán ellos que decidir si llevar a una representación o no, pero yo voy a estar en la cadena pública para debatir», aseguró. Finalmente, y ante la crisis desatada en la campaña socialista, que hasta el momento marchaba de forma plácida al calor de las encuestas, ha decidido rectificar y acudir a las dos citas. RTVE ha confirmado este mediodía que volverá a mover su cita para el lunes 22 a las 22.03 horas.

El presidente del Gobierno avanzó desde San Sebastián que acudirá «con guante blanco» y confía que la «derecha de tres siglas entienda que debatir no es insultar». Sánchez celebró el horario. «Visto lo visto y escuchado lo escuchado, me parece bien que la cadena pública y la privada Atresmedia pongan el debate fuera del horario de protección infantil porque las cosas que dicen del PSOE y de mi persona...», comentó, según informa Efe. 

El PP: «Recula obligado por la oposición»

Fuentes en la dirección del PP han reaccionado a esta nueva decisión de Sánchez asegurando que «recula obligado por la oposición y por su desgaste electoral, pero no por el bien de España», y recuerdan que «vuelve a dejar en evidencia el uso partidista que hace de las instituciones públicas cuando vemos que TVE se pliega a sus exigencias de cambio de fecha».

Pablo Casado, en su acto de este mediodía en Pamplona, denunció que «Sánchez solo acierta cuando rectifica», y lamentó «el gran desgaste y la división» que ha generado en RTVE su actuación.

;
Casado: «Sánchez solo acierta cuando rectifica y da la cara» El líder del PP critica que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ceda y acuda finalmente a dos debates.

C's pide la dimisión de Rosa María Mateo al frente de TVE

Por su parte, Ciudadanos ha reaccionado a este nuevo bandazo exigiendo la dimisión de la administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo, por su posición sobre el debate electoral. «Sánchez quería a Rosa María Mateo en el puesto para tener a RTVE a su servicio», censuró el secretario general de la formación, José Manuel Villegas, que lamentó que Rivera todavía no ha recibido la notificación del cambio de fecha por parte del ente público.

El candidato de esta formación a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, manifestó en Twitter que estos días ha quedado en evidencia «la cobardía y la falta de escrúpulos» de Sánchez. 

Iglesias denuncia la instrumentalización de RTVE

Mientras, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que participaba en un acto con animalistas en Burgos en un claro intento de evitar la fuga de votos al Pacma, celebró que los trabajadores de TVE consiguieran hacer «rectificar» a rosa María Mateo por una decisión «inaceptable» que solo respondía «al uso instrumental» del ente público por parte de Sánchez.

Comentarios

Pedro Sánchez rectifica e intenta sofocar la crisis asistiendo a los dos debates