Amancio Ortega recibe este jueves 813 millones por el primer dividendo de Inditex

Es la mitad de lo que le reportará este año su participación en la multinacional textil.


Redacción

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este jueves 813,1 millones de euros por el primer reparto de dividendo que realizará la multinacional textil este año entre sus accionistas. Es solo la mitad de lo que cobrará en el 2019 por este concepto. En concreto, el empresario recibirá en este ejercicio 1.626,2 millones, un 17 % más que los 1.386 millones del 2018.

En esa cifra se incluye, además del dividendo ordinario, el extraordinario de un euro por acción a repartir en tres años que la firma textil propondrá a la junta de accionistas, que se celebrará, como es habitual, en el mes de julio. El consejo de administración propondrá a sus accionistas una nueva política de dividendos. En el ordinario se distribuirá el 60 % del beneficio (frente al 50 % actual), a lo que habrá que añadir, como extraordinario, ese euro por acción a percibir entre los años 2019, 2020 y 2021, informa Europa Press.

Amancio Ortega es el primer accionista de Inditex, con una participación del 59,294 %, lo que representa cerca de 1.848 millones de acciones. Por su parte, su hija Sandra, que posee el 5,053 % de la firma gallega (una participación heredada de su madre, Rosalía Mera), percibirá este año más de 138 millones en dividendos (la mitad, unos 69 millones, este jueves), frente a los 118,1 millones del año anterior. En total, la compañía pagará en este 2019 a sus accionistas más de 2.742 millones, frente a los 2.335 millones del ejercicio anterior.

Una silla y una mesa en Zara... y ya está

Sofía Vázquez

Amancio Ortega quiere pasar desapercibido y lo intenta y lo intenta, pero no lo consigue. Construyó Inditex, un empresón que está en el punto de mira los actores mundiales del mundo económico. A sus 81 años sigue haciendo lo mismo que a los 35: preocuparse por Zara y compañía. Por lo demás, vive en una Galicia que protege su intimidad

Ni va a la última moda ni se espera. Azul, gris y blanco, y sin corbata. Amancio Ortega, que es algo más que uno de los hombres más ricos del mundo, no está preocupado por la subida y bajada de la bolsa ni pierde un minuto de su vida en saber quién ocupa el número 1 de la lista Forbes , en la que preferiría no salir pero eso es imposible.

Ortega se ha convertido en el icono de las grandes fortunas. Sin embargo, hay muchas maneras de ser rico. Por ejemplo, él no ha heredado ni fortuna ni ninguna empresa de su abuelo o de su padre. Tampoco ha logrado crecer en torno a la especulación, ni ha multiplicado su fortuna en acciones con límites difíciles de explicar o aprovechándose de concesiones o subvenciones estatales. Lo que sí recibió fue un mensaje claro y transparente como el agua el día que fue a la tienda con su madre, y la dueña le dijo a la mujer: «Señora Josefa, lo siento mucho, pero ya no le puedo fiar más dinero».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Amancio Ortega recibe este jueves 813 millones por el primer dividendo de Inditex