Cargos del PP piden autonomía para encarar las elecciones municipales

Varios candidatos ocultan las siglas del partido y apuestan por su marca personal


MAdrid / La voz

Todavía sin el tiempo necesario para digerir los catastróficos resultados electorales del pasado domingo, en el que al PP le volaron 71 de sus 137 escaños en el Congreso, los populares afrontan una nueva cita con las urnas en apenas tres semanas y media. El próximo domingo 26 se celebran las municipales, autonómicas y europeas. Y muchos de los candidatos temen verse arrastrados por el tsunami de las generales en las que los votantes más moderados abandonaron sus siglas debido a un excesivo escoramiento de Pablo Casado hacia la derecha.

El presidente del partido pareció haber tomado buena nota en el comité ejecutivo del martes y anunció un inmediato regreso al centro, pero ante el temor de que su mensaje no consiga llegar a tiempo al electorado, varios de los aspirantes a las alcaldías han decidido blanquear sus carteles promocionales, minimizando, o incluso hasta llegando a esconder, las siglas del partido.

Uno de los primeros en ver la jugada fue el candidato al Ayuntamiento de San Sebastián, Borja Sémper, que ya en febrero difundió un espectacular vídeo de su ciudad en el que no había ni rastro de las siglas del PP ni de la gaviota. Lo cierto es que el líder de los populares en Guipúzcoa, afín a Sáenz de Santamaría, fue uno de los primeros señalados por la dirección nacional, en donde no hacen ni pizca de gracia sus constantes disonancias con la línea marcada por la cúpula, bien sea en entrevistas, en medios de tirada nacional o en tuits.

«Yo voto a Albiol, no al PP»

El exlíder del PP en Cataluña y candidato a la alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol, fue otro de los que se sumó a este carro apostando todo a su marca personal. A principios de esta semana difundió un vídeo promocional a través de las redes sociales que no ha acabado de entenderse en Génova 13. Comienza con toda una declaración de intenciones: «Le voy a votar a él, al Albiol. Al PP no, al Albiol», dice una vecina prometiéndole su papeleta. En el clip también hace un repaso de sus logros a lo largo de su etapa al frente del consistorio de este municipio del cinturón industrial de Barcelona.

Una fuente del PP que ha trabajado en la organización de multitud de campañas trata de quitarle hierro al asunto al garantizar que la apuesta de algunos candidatos primando su marca personal sobre la del partido es «algo que ha pasado siempre», y que desde Génova «siempre se ha dado libertad» en ese aspecto, aunque quizá sin llegar a los niveles de Sémper o Albiol. Esta misma fuente asegura que los candidatos no deben tener miedo a verse arrastrados por los pésimos resultados del domingo: «Siempre puede haber una pequeña influencia, pero el que fuese a perder antes del 28A, va a perder igual; y el que fuese a ganar antes del 28A, va a ganar igual», asegura. «Son dos procesos completamente distintos».

En el otro extremo de Sémper y Albiol está la candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que confía en «un efecto rebote» tras las generales que catapulte sus aspiraciones para conquistar en Sol. Razona que muchos de los madrileños que el domingo eligieron a Vox, el 26M se decantarán por su papeleta al comprobar cómo su voto a Abascal solo sirvió para fortalecer a Sánchez: «Sois muchos los que hoy estáis volviendo a casa», publicó en Twitter en plena resaca electoral. Ayuso ha estado con Casado desde que este presentó su candidatura a las primarias, algo que ha visto recompensado con su crecimiento dentro del partido, pero que despierta algunos recelos en donde la consideran «más papista que el papa».

Comentarios

Cargos del PP piden autonomía para encarar las elecciones municipales