Dos mujeres para centrar al PP

Tejerina y Gamarra tratarán de remontar el vuelo del partido con la campaña del 26M

Isabel García Tejerina y Cuca Gamarra en sendas imágenes de archivo
Isabel García Tejerina y Cuca Gamarra en sendas imágenes de archivo

MADRID / la voz

La dirección nacional del PP insiste en que el nombramiento de Isabel García Tejerina y Cuca Gamarra como máximas responsables de la campaña electoral del 26M no es ningún castigo para Javier Maroto, encargado de las pasadas generales saldadas con un varapalo histórico. Con el objeto de desmentir algunas informaciones que deslizaban que su relevo era un tirón de orejas, Pablo Casado ofreció un espaldarazo a su vicesecretario de organización nacional. «Maroto ha sido, es y seguirá siendo una persona de mi absoluta confianza en la dirección nacional», publicó en Twitter, tratando de lamer las heridas de su número tres.

Fuentes de la cúpula del partido apuntan a este periódico que Maroto se encuentra «muy dolido», porque además de haber sido el máximo responsable de la campaña que se saldó con el peor resultado en la historia del PP, «también se ha quedado sin su escaño en Álava», algo en lo que cree que ha tenido que ver su entrega como director de campaña, una dedicación «que no le ha dejado tiempo para hacer su propia campaña» en su provincia, sostienen las mismas fuentes.

Casado se ha esmerado en las últimas horas en recalcar que lo de Maroto no es ningún castigo, pero lo que también parece claro es que tampoco puede entenderse como un premio. La campaña no ha salido bien. Si hubiese sido un éxito, y con lo que se juega el PP el 26M, hubiese vuelto a confiar en él para estos comicios.

Moderación y discreción

Sin embargo la labor ha recaído en dos mujeres plenamente experimentadas y con un perfil muy moderado, buscando reforzar ese nuevo rumbo hacia el centro político que el presidente del partido ha determinado recientemente tras consumarse el fracaso en las generales, donde volaron 2,5 millones de votos.

La responsable de la campaña para las elecciones europeas es Isabel García Tejerina. Esta vallisoletana del 68 se hizo con la cartera ministerial de Agricultura y Pesca cuando Arias Cañete fue nombrado eurocomisario. Ingeniera agrónoma y licenciada en Derecho, siempre ha destacado por su trabajo en la sombra. Salvo cuando criticó el nivel educativo medio de los escolares andaluces tras conocer los resultados de un informe PISA, y cuando se desveló que su patrimonio personal acumulado fuera de la política ascendía hasta los tres millones de euros, su nombre apenas ha copado titulares.

Ayer concedió una entrevista a Onda Cero en la que dejó bien clara su posición respecto a Vox. «Con Vox no vamos a la vuelta de la esquina, lo hemos aprendido», sostuvo, remarcando la línea marcada por Feijoo y que Casado no acabó convirtiendo en doctrina de partido hasta que se llevó el sopapo electoral.

Tejerina trabajará codo con codo con Concepción, Cuca, Gamarra, que será la máxima responsable de coordinar la campaña del 26M para las elecciones autonómicas y municipales. Esta abogada riojana es la alcaldesa de Logroño desde junio del 2011, ciudad en la que nació hace 44 años.

Gamarra también forma parte de la cúpula del PP como vicesecretaria de Política Social, y es una de las más destacadas feministas dentro de la formación de centro derecha: «El feminismo no es de derechas ni de izquierdas y no es contra los hombres, sino con los hombres», comentaba recientemente a Efe.

Tejerina y Gamarra tienen la difícil tarea de que el varapalo sufrido el pasado domingo no se repita el próximo 26M. Casado apostará por abandonar la derechización que había emprendido desde su llegada a Génova. Buena prueba de ello es el lema escogido para la campaña: «Centrados en tu futuro», un guiño al centro y al marianismo, que en el 2011 usó uno muy similar.

Comentarios

Dos mujeres para centrar al PP