Autorizada la línea de tren privada entre Galicia y Oporto

Arriva pretende unir A Coruña y Vigo en 66 minutos y desde la ciudad herculina a la urbe lusa en 2 horas y 48 minutos


Vigo

Galicia entrará de lleno en el mercado ferroviario privado. La empresa alemana Arriva ha recibido el visto bueno final de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para desarrollar su línea de tren entre A Coruña y Oporto entrando en competencia directa con Renfe y Comboios de Portugal. La autorización emitida ayer permite a la filial del grupo germano solicitar ya los certificados de seguridad de sus trenes y su homologación técnica por parte del ADIF, propietario de las vías e infraestructura ferroviaria en territorio español.

La CNMC estima que la entrada de Arriva en la línea internacional del noroeste peninsular no afecta ni a los objetivos ni a las garantías con las que opera Renfe en el tramo gallego, como había argumentado el operador español al señalar que la entrada de competencia «supondría un importante menoscabo económico, puesto que reducirá el número de pasajeros que utilizan en la actualidad el servicio del operador público».

Tras calcular la pérdida de ingresos por venta de billetes que sufriría Renfe por la entrada de un competidor y tener en cuenta que crecería la demanda por el aumento de las frecuencias, la comisión estima que la entrada de Arriva le causaría a la compañía publica española una incidencia financiera «muy inferior al 1 %».

Ofertas intermodales

Por el contrario, la Comisión Nacional de la Competencia considera que para el usuario crecerá significativamente sus posibilidades de encontrar servicios de transporte en todo el eje de A Coruña a Oporto, facilitando además la creación de ofertas intermodales que con el autobús completará la conectividad en las dos regiones. Arriva basa precisamente en esa intermodalidad su expectativa de negocio, dado que con su flota de autobuses, ya presente en Galicia, pretende vender billetes conjuntos de carretera y tren para las localidades que no cuenten con trazado ferroviario.

Tiempo de viaje

El viaje completo, según los estudios de Arriva, se hará cuando todo el eje esté electrificado en 2.48 horas entre A Coruña y Oporto, mientras en la actualidad el tren Celta que une la ciudad portuguesa con Vigo emplea 2.22 horas, en el mejor de los casos. Arriva estima que sus trenes emplearán 66 minutos en hacer el itinerario desde la estación coruñesa de San Cristóbal hasta la viguesa de Guixar, con una primera frecuencia del día con salida a las 8 de la mañana de A Coruña y que entraría en los andenes olívicos a las 9.06 horas. Dicha pauta rebajaría en 14 minutos el mejor tiempo de los 16 trenes que unen cada día las dos urbes, viaje que fluctúa en la actualidad entre 1.20 y 2.18 horas dependiendo de si son unidades de media distancia o regionales, y si concluyen en la estación de alta velocidad viguesa de Urzaiz o en la provisional de Guixar, donde están obligados a arribar las composiciones diésel.

Comentarios

Autorizada la línea de tren privada entre Galicia y Oporto