El PSOE gana 10 de las 12 autonomías en juego y podría arrebatarle Madrid al PP

Amenaza los bastiones populares de Murcia, La Rioja y Castilla y León, según el CIS


Madrid

Después de su victoria en las elecciones generales, el PSOE obtendría también un amplio triunfo en los comicios autonómicos, hasta el punto de imponerse en todas las comunidades excepto Cantabria, donde la victoria sería para los regionalistas de Miguel Ángel Revilla, que podrían repetir Gobierno con su actual alianza con el PSOE, y Navarra, donde el primero sería Navarra Suma (la coalición del PP, Ciudadanos y Unión del Pueblo Navarro) aunque no lograría gobernar. La magnitud del cambio se expresa en el hecho de que en el 2015, hace cuatro años, el PSOE solo se impuso en Asturias y Extremadura. La única buena noticia para el PP es que mantiene con claridad el segundo puesto y aumenta su ventaja sobre Cs respecto a las generales. 

Según el sondeo preelectoral del CIS -realizado antes de las generales del 28A e incluso antes de los dos debates televisivos a cuatro-, los socialistas estarían en disposición de mantener el Gobierno en Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura y Asturias pactando con Unidas Podemos. Pero, además, la izquierda podría arrebatar por primera vez desde 1995 la Comunidad de Madrid al PP. El PSOE sería el más votado, con entre 33 y 38 escaños, y el socialista Ángel Gabilondo podría gobernar en alianza con Podemos (17-19) y Más Madrid, la plataforma de Íñigo Errejón y Manuela Carmena (16-18). El PP (29-33) sería segundo y Ciudadanos no lograría superar a los populares, al quedarse entre 21 y 24 diputados. La extrema derecha de Vox entraría con entre 6 y 8. 

El vuelco autonómico hace que la izquierda amenace incluso los ejecutivos del PP en Castilla y León, Murcia y La Rioja -únicas comunidades que gobiernan los populares, al margen de Galicia, donde no se celebran ahora comicios-, aunque los resultados en estas autonomías están muy igualados y dependen de los pactos. En Castilla y León, la suma del PSOE (30-31), Podemos (8) e IU (0-1) se quedaría a solo un escaño de la mayoría absoluta en el mejor de los casos. El PP (28-29) podría gobernar siempre que alcanzara un pacto con Ciudadanos (10-13), incluso aunque Vox no obtuviera el escaño al que le da opción el CIS. En Murcia, pese a sufrir un fuerte castigo, el PP (12-14) podría mantener el Gobierno con un pacto a la andaluza con Cs (7-8) y Vox (4-5). El PSOE (14-17), junto con Podemos (4-5) e IU (1-2), solo llegaría en el mejor de los casos a 24 escaños. 

El PSOE puede gobernar Navarra 

En La Rioja, el color del Gobierno, actualmente en manos del PP, podría depender del Partido Regionalista Riojano, que se convertiría en árbitro con 2 o 3 escaños, ya que el PP (11-13) y Ciudadanos (3-4) estarían casi empatados con el PSOE (12-14) y Podemos (2-3). Vox, según el CIS, no lograría representación en esta comunidad. En Navarra, la coalición entre UPN, PP y Ciudadanos -Navarra Suma- ganaría con una horquilla de entre 16 y 17 diputados, por lo que la incorporación de Ciudadanos a la alianza que ya poseían PP y UPN no sumaría ningún escaño a los 17 que tienen en este momento. Los socialistas pasarían de la quinta a la segunda posición en la comunidad foral, con 11 o 12 escaños, con lo que superarían a Geroa Bai, el partido de la actual presidenta, Uxue Barkos, que se quedaría con entre 7 y 9. EH Bildu (7-8) sería cuarta, seguida de Podemos (6) e IU (1-2). Los socialistas podrían alcanzar así el Gobierno en alianza con Geroa Bai, Podemos e IU, sumando entre 25 y 29 de los 50 escaños del Parlamento navarro. El PSOE ya ha adelantado que en ningún caso se aliará con la derecha de Navarra Suma para darle la presidencia de la comunidad.

Por ciudades

En la alcaldía de la capital, la actual regidora, Manuela Carmena, ganaría de nuevo las elecciones con su plataforma Más Madrid logrando un 28,8 %, y le bastaría alcanzar un pacto con el PSOE para lograr la alcaldía. El PP se situaría como segunda fuerza, con el 17%, El PSOE sería tercero con un 16,4%, seguido de Ciudadanos con el 10,6% y Vox con tan solo un 4%.

En Barcelona, Ada Colau, estaría también en disposición de revalidar la alcaldía, aunque en dura pugna con ERC. Barcelona en Comú lograría entre 10 y 11 concejales y ERC entre 9 y 11, aunque los de Colau tendrían más votos (23%) que la candidatura de Ernest Maragall (22,9%). El PSC pasaría de los 5 concejales actuales a una horquilla de entre 6 y 7. Manuel Valls, la gran novedad impulsada por Ciudadanos se quedaría con 5 o 6 ediles, sin mejorar demasiado los actuales cinco asientos que ocupa el partido naranja. El mismo resultado 5-6 concejales, obtendría JxCat. Un pacto entre los de Colau y ERC podría bastarles para lograr la mayoría absoluta.

En Sevilla, también el PSOE podría revalidar su alcaldía pactando con Adelante Sevilla, la marca de Unidas Podemos en esta comunidad. Los socialistas sacarían entre 13 y 15 concejales y Adelante Sevilla entre 5 y 6 ediles. El PP alcanzaría entre 8 y 10, bajando respecto a las anteriores elecciones, y Ciudadanos, por el contrario subiría en votos logrando entre 3 y 4 ediles. Vox no obtendría representación.

En Zaragoza, el PSOE podría hacerse con la alcaldía en detrimento de Zaragoza en Común al obtener entre 8 y 9 concejales. Zaragoza en Común y Podemos se presentan esta vez por separado. Los primeros, liderados por Pedro Santisteve, actual alcalde, estarían en un máximo de seis concejales y Podemos se quedaría en 5. El PP ganaría las elecciones con entre 9 y 10 concejales, Ciudadanos lograría entre 3 y 4 y Vox no entraría en el consistorio, por lo que un posible pacto de populares y naranjas no lograría la mayoría necesaria.

En Valencia, la izquierda podría conservar la alcaldía, gracias a que Joan Ribó, actual regidor de Compromís, sería el más votado, con un 26,5% y entre 9 y 11 escaños. Los socialistas valencianos subirían de los actuales cinco a entre 6 y 7 y Unides Podem-EUPV, la marca de Podemos, entre 3 y 4. La suma del PP (6 o 7) y Ciudadanos (6 o 7) no llegaría a la mayoría ni siquiera sumando a Vox, que obtendría 1 o 2 concejales.

El PSOE de Bugallo será la fuerza más votada en Santiago, según el CIS

La Voz

El PP de Hernández es segundo, un punto por detrás en intención de voto, y Noriega, al frente de Compostela Aberta, tercero a más de siete puntos de los socialistas

 

Un sondeo sobre intención de voto para las municipales cocinado con entrevistas realizadas antes de las generales, hace entre dos y seis semanas, puede tener una credibilidad relativa, pero sí permite definir o consolidar tendencias. Los que salen menos favorecidos en el barómetro que el CIS difundió ayer siempre podrán aferrarse a la caducidad de una encuesta que, además, recoge un porcentaje muy alto de voto indeciso, superior al 40 %. Pero los que aparecen como mejor situados reciben un empujón justo en el arranque de la campaña. Y el beneficiado es el candidato socialista a la alcaldía de Santiago. Xosé Sánchez Bugallo figura en cabeza en intención de voto para los comicios del día 26, con un punto de ventaja sobre el PP y 7,3 sobre Compostela Aberta.

Seguir leyendo

Comentarios

El PSOE gana 10 de las 12 autonomías en juego y podría arrebatarle Madrid al PP