El Santander plantea cerrar 135 oficinas en Galicia con el ERE

La propuesta inicial afecta a 271 empleados en la comunidad, aunque el banco recolocará a todos aquellos que lo pidan

Banco Santander
Banco Santander

MADRID | LA VOZ

Primera reunión formal, este jueves, entre la dirección del Banco Santander y los sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que acometerá la entidad financiera y que afectará a 3.713 empleados y 1.150 oficinas. En el caso de Galicia, el ajuste previsto será de 271 trabajadores (de una plantilla de 1.916, es decir, el 14,14 %) y 135 oficinas, lo que se traduce en un tercio de la red actual. Aunque en 42 casos serán reconvertidas en agentes financieros colaboradores.

Por provincias, esta propuesta inicial supone el cierre de 64 sucursales en A Coruña, 37 en Pontevedra, 19 en Lugo y 15 en Ourense. Sin embargo, fuentes sindicales consultadas por La Voz, aseguran que su objetivo es reducir el número de afectados por el ERE en el transcurso de la negociación, por lo que llaman a la tranquilidad ante estas primeras cifras. Matizan que aunque el impacto del ajuste en la red de oficinas se mantenga -por la duplicidad de sucursales de Santander y Popular tras la compra de este último-, eso no implica automáticamente el despido de todos sus trabajadores.

Las mismas fuentes subrayan la importancia del factor edad en la distribución de la plantilla (que marcará las adscripciones voluntarias al ERE), así como la aplicación del criterio de movilidad por cierre de oficina, que en el Santander está establecido en 75 kilómetros. El objetivo del banco es cubrir el ajuste fijado con salidas voluntarias y, de no ser suficientes, se aplicarían otros criterios, como la menor evaluación interna o la menor polivalencia funcional.

Durante el encuentro de ayer la dirección presentó un documento de casi 200 páginas con la justificación técnica del ajuste: eliminar las duplicidades tras la compra del Popular, en un contexto marcado por la escasa rentabilidad del negocio bancario por los tipos cero y el avance digital. Los sindicatos presentarán ahora un contrainforme -el plazo legal de negociación es de 30 días- para reducir el impacto del ajuste. La próxima reunión está fijada para el martes 28.

Compromiso de recolocación

La entidad también se comprometió a recolocar al 100 % de la plantilla afectada que quiera seguir trabajando. Para ello, como ya hiciera en el anterior ERE que afectó a los servicios centrales, ha contratado a Lee Hecht Harrison, empresa del grupo Adecco y especializada en recolocación.

En el ERE del 2016, esta agencia recolocó, con un tiempo medio de seis meses, a la totalidad de los empleados afectados acogidos al plan, mientras que en lo que respecta a la regulación del 2018, el éxito hasta la fecha ha sido del 73 %, y se prevé alcanzar el 100% en este segundo semestre.

Para el ajuste que ahora negocia, el banco ha contratado un programa de duración ilimitada para restituir en el mercado laboral a todos los afectados, superando las exigencias legales, que fijan en seis meses el período requerido del plan y sin compromiso de recolocación.

Los afectados tendrán acceso ilimitado a sesiones de consultoría en más de 300 oficinas de Adecco, además de a talleres para desarrollar competencias y habilidades demandadas por el mercado, asesoramiento financiero, patrimonial, fiscal y de Seguridad Social y, los trabajadores de mayor edad, atención especial.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Santander plantea cerrar 135 oficinas en Galicia con el ERE