Casi un millón de viajes del Imserso, en el aire tras suspenderse el concurso

Sanidad espera que se resuelva y asegura que el programa se mantendrá en el 2019/2020


redacción / la voz

Los hoteleros han ganado la primera batalla. El tribunal administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda ha suspendido la licitación del programa de turismo social 2019 aceptando las medidas cautelares y provisionales solicitadas por la patronal hotelera (CEHAT) en su recurso. Los representantes de este sector habían recurrido el programa de viajes para el Imserso al entender que suponía perjuicios de «difícil o imposible reparación» para el sector, por lo que reclamaban suspender cautelarmente el procedimiento de contratación.

De momento, casi un millón de viajes están en el aire, aunque la pronunciación definitiva se hará en el plazo de un mes (dos meses desde la presentación del recurso el pasado 7 de mayo), y el Imserso confía en su resolución definitiva favorable. Desde el Ministerio de Sanidad, al que está adscrito el Instituto de Mayores y Servicios Sociales, confían en que «el pronunciamiento definitivo será favorable al procedimiento en curso». Fuentes del departamento sanitario han destacado que el Imserso, en su proceso de elaboración de los pliegos, ha contado con el informe favorable tanto de los servicios jurídicos del ministerio como de la Intervención Delegada de la Seguridad Social.

Así las cosas, subrayan que los viajes del Imserso «no están en peligro» y que el programa de viajes de Turismo Social, que se ha llevado a cabo desde 1985, se seguirá manteniendo en la temporada 2019/2020, cuya comercialización en las agencias de viajes se espera iniciar en septiembre.

La suspensión cautelar, adoptada ayer de manera provisional y habitual en este tipo de recursos, no resuelve la cuestión de fondo planteada por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), sino que se adopta provisionalmente y, ante «los perjuicios de difícil o imposible reparación que pudieran derivarse de la continuación del procedimiento de licitación», hasta que el tribunal se pronuncie de forma definitiva.

Entre las razones por las que la CEHAT impugnó a principios de mayo los pliegos del concurso de los viajes del Imserso -tras recibir luz verde de las 51 asociaciones hoteleras a las que representa (15.000 establecimientos y 1,8 millones de plazas)-, se incluye el hecho de que «lesionan gravemente» los intereses del sector y son «absolutamente incompatibles» con el producto de calidad que deben ofrecer.

Según denuncian los hoteleros, los paquetes «suponen una rebaja del 8 %, 10 % y hasta el 12 % sobre los precios de mercado». Dicen que, para evitar las pérdidas, el precio por persona y día debería situarse en el entorno a los 25 euros (actualmente está entre 22,10 y 22,50 euros) teniendo en cuenta todos los servicios.

En Galicia, los representantes del sector se pronunciaron a favor de sus colegas, asegurando que las condiciones actuales hacen el programa insostenible. César Ballesteros, presidente de la Federación Provincial de Hostelería de Pontevedra, recordaba que el panorama actual hace necesario replantearse este sistema, que nació en su día «como una forma de mantener establecimientos abiertos en zonas turísticas en las que podías alargar las contrataciones en época de temporada baja». A su juicio, con el ajuste progresivo de los precios los empresarios ven imposible mantener las contrataciones, «con lo cual muchos hoteles entran en pérdidas cogiendo esos contratos del Imserso». Por su parte, Rafael Benito, presidente de la Asociación Empresarial de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), considera también que la congelación de los precios conduce irreversiblemente a «la muerte del Imserso» y asegura que es imposible ofrecer servicios de calidad a los usuarios de esta manera.

Comentarios

Casi un millón de viajes del Imserso, en el aire tras suspenderse el concurso