La UE niega haber cometido crímenes contra la humanidad con su política migratoria

Abogados internacionales acuden a La Haya para presentar pruebas que implicarían a políticos y funcionarios

La Unión Europea asegura que han ayudado a rescatar 730.000 personas desde el 2015
La Unión Europea asegura que han ayudado a rescatar 730.000 personas desde el 2015

Bruselas / corresponsal

«Salvar vidas ha sido nuestra prioridad», aseguró ayer la portavoz comunitaria, Natasha Bertaud, para salir al paso de las acusaciones vertidas por un grupo de abogados internacionales que han acudido a la Corte Penal Internacional (CPI) para exigir que se investigue a la UE por la presunta comisión de crímenes contra la humanidad.

La plataforma de letrados acudió a La Haya con documentos y pruebas recabadas en los dos últimos años que implicarían a políticos y funcionarios europeos en la puesta en marcha de políticas migratorias proclives a la vulneración sistemática de derechos de migrantes y refugiados en Libia. Según los denunciantes, la externalización de las labores de control de flujos y rescates en el Mediterráneo abonaron el terreno para el abuso, las violaciones, las torturas y las detenciones arbitrarias en el país norteafricano. «Los registros de la UE hablan por sí solos (…) Desde el 2015 pusimos en marcha cuatro operaciones que han ayudado a rescatar 730.000 personas. No es la política d la UE la que causa estas tragedias. Es el cruel y peligroso modelo de negocio de los traficantes de personas», alegó Bertaud, antes de recordar que las labores de entrenamiento de la UE a la guarda costera libia en aguas norteafricanas están orientadas a contener la salida de migrantes «respetando los derechos humanos», algo que niegan las oenegés testigos del asalto de barcazas a punta de pistola. La política de «puertas abiertas» del 2015 derivó en un cambio de timón en la UE, ahora obsesionada por que los migrantes no alcancen aguas internacionales o europeas y que las devoluciones a sus países de origen, sin ofrecer posibilidad a solicitar protección internacional, se efectúen desde la otra ribera del Mediterráneo.

 Aunque la CPI todavía no ha iniciado el proceso, Bruselas asegura que apoyará la independencia de la Corte y cualquier decisión que esta adopte: «Intentaremos colaborar con cualquier requerimiento», sostienen.

Comentarios

La UE niega haber cometido crímenes contra la humanidad con su política migratoria