Interior prepara el traslado a Cataluña de los políticos presos

Instituciones Penitenciarias informa al Supremo de las peticiones de los nueve reclusos juzgados por la intentona secesionista y pregunta al tribunal si plantea objeciones a su regreso a Cataluña

Oriol Junqueras fue el primero en intervenir en el turno de la última palabra correspondiente a los doce acusados
Oriol Junqueras fue el primero en intervenir en el turno de la última palabra correspondiente a los doce acusados

Madrid / Colpisa

El Ministerio del Interior ha comenzado este martes los trámites para trasladar a prisiones de Cataluña a los nueve líderes independentistas presos por la intentona secesionista de otoño del 2017. Según fuentes del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha comunicado al Tribunal Supremo que los nueve reclusos han pedido el cambio de centro penitenciario, al tiempo que ha preguntado a los magistrados si tienen algún inconveniente formal para que los internos sean trasladados Cataluña una vez que ha concluido el juicio por el 1-O tras cuatro meses de vista oral.

Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Cuixart, Raül Romeva, Joaquim Forn, Carme Forcadell y Dolors Bassa han reclamado el traslado, a través de instancias, a los directores de las respectivas prisiones de Madrid en las que se encuentran desde que llegaran en febrero desde Cataluña: Soto del Real en el caso de los siete varones y Alcalá Meco en el de las dos mujeres. 

Sentencia en otoño

El tribunal del que dependen los reclusos, en este caso la Sala Segunda que preside Manuel Marchena, debe ser informada de la petición por si tuviera algún reparo en el traslado, aunque la decisión compete exclusivamente a Instituciones Penitenciarias. Interior solo abortaría la operación de traslado en el caso de que la sala comunicase que la sentencia es inminente, algo que todas las fuentes consultadas descartan, ya que no se espera un fallo hasta finales de septiembre o principios de octubre. Sí sería competencia del Tribunal Supremo decidir -y ordenar- si los nueve acusados deben regresar a Madrid a la vuelta del verano para escuchar la sentencia.

En cuanto Instituciones Penitenciarias tenga la respuesta del Supremo garantizando que no es necesaria la presencia de los reclusos en Madrid, Interior tiene intención de dirigir inmediatamente el correspondiente oficio a la Generalitat. Esta responderá de forma automática dando el visto bueno. A partir de ahí, solo restará organizar la conducción de la Guardia Civil a la cárcel de Brians, desde donde los Mossos llevarán a los presos probablemente a las prisiones en las que ya estuvieron desde julio del 2018 a febrero de este año: los siete varones en Lledoners, Bassa en Puig de les Basses y Forcadell en Mas d’Enric.

Comentarios

Interior prepara el traslado a Cataluña de los políticos presos