Más de 1.600 niños migrantes murieron o desaparecieron en los últimos cinco años

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Un grupo de niños observa un helicóptero desde un campamento de refugiados en Idomenia, Grecia
Un grupo de niños observa un helicóptero desde un campamento de refugiados en Idomenia, Grecia SIMELA PANTZARTZI | EFE

Las rutas del mediterráneo central y la occidental, que toca España, son las que se cobran el mayor número de vidas

30 jun 2019 . Actualizado a las 17:00 h.

Más de 1.600 niños murieron o desaparecieron entre el 2014 y el 2018 cuando intentaban llegar solos o junto a sus familias a un lugar que les ofreciera una vida mejor, según ha registrado en un informe la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que advierte de que la cifra real puede ser mucho mayor.

Una vez más, las rutas migratorias del Mediterráneo central y occidental surgen como las que se cobran el mayor número de vidas.

Los niños forman parte de los 32.000 migrantes muertos o desaparecidos registrados en ese mismo periodo, aunque la OIM advierte que los datos son incompletos y la cifra real de víctimas seguramente es mucho mayor, especialmente entre los menores, cuyos casos son menos reportados que los de adultos.