Estados Unidos enviará más tropas al pérsico ante la escalada de tensión con Irán

Trump: «Si hacen algo imprudente pagarán un precio que nadie jamás ha pagado». Londres advierte a Jamenei de que ha elegido un «camino peligroso» con la captura del petrolero


Nueva York / E. La Voz

Poco más de 72 horas han bastado para que se dispare la tensión en el estrecho de Ormuz a niveles nunca vistos desde la invasión de Irak en el 2003. Estados Unidos anunció este sábado el envío de tropas adicionales a la región del golfo pérsico después de que el régimen de Alí Jamenéi anunciara la captura de un petrolero británico. El contingente estará formado por 500 soldados con destino a la base aérea del Reino de Arabia Saudí, el sistema de defensa aérea Patriot y un escuadrón de aviones de caza F-22.

«Por invitación y en coordinación con del Reino de Arabia Saudí, el secretario de Defensa ha autorizado el envío de personal y recursos a Arabia Saudí», anunció en un comunicado el Mando Central de las Fuerzas Armadas de EE.UU. (CentCom, por sus siglas en inglés).

El objetivo de los estadounidenses es fortalecer su política de «disuasión» en la región ante «la aparición de amenazas creíbles», informó el Pentágono en una nota de prensa. La maniobra dará una mayor «profundidad» a sus redes operacionales y logísticas.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, refuerza así la ayuda a su aliado saudí pocas semanas después de anunciar su intención de crear una coalición militar de varios países con el fin de proteger la navegación frente a las costas de Irán y Yemen, debido a la escalada de tensión entre Washington y Teherán. «Espero que no hagan nada imprudente porque si lo hacen pagarán un precio que nadie jamás ha pagado», advirtió Trump, quien añadió que la captura del Stena Impero británico «justifica» su posición sobre Irán».

Por su parte, el rey de Arabia Saudí, Salam bin Abdelaziz al Said, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, aceptó acoger a las tropas estadounidenses, según informó el Gobierno en un comunicado recogido por la agencia de noticias estatal Spa.

El contingente militar supone la primera presencia oficial de soldados estadounidenses en Arabia Saudí desde la invasión de Irak en el 2003. La primera llegada de tropas tuvo lugar en 1991 durante la operación Tormenta del Desierto, tras la invasión de Kuwait por las tropas de Sadam Huseín. Esta nueva escalada de tensiones comenzó el jueves cuando Trump informó de que un buque de la Marina estadounidense había derribado un dron iraní en el Estrecho de Ormuz por donde pasa la quinta parte del petróleo del mundo. 

Provocación de Irán

El anuncio fue desmentido horas después por Teherán, que echó más leña al fuego con la captura posterior del carguero británico. Esta provocación llevó al Mando Central de las Fuerzas Armadas de EE.UU. a iniciar conversaciones con países de Europa, Asia y Oriente Medio para garantizar la libertad de navegación en la zona. La Guardia Revolucionaria iraní publicó el vídeo de la detención del petrolero con 23 tripulantes a bordo. En la grabación se puede ver cómo lanchas rápidas del ejército se detienen junto al barco y equipos armados con ametralladoras y el rostro cubierto descienden desde un helicóptero hasta la cubierta.

Londres calificó de «preocupante, ilegal y desestabilizadora» la situación en el estrecho de Ormuz. La operación se produjo poco después de que un tribunal de Gibraltar extendiera 30 días la detención del buque iraní Grace 1, que al parecer llevaba crudo a Siria violando las sanciones de la Unión Europea.

Londres advierte a Jamenei de que ha elegido un «camino peligroso» con la captura del petrolero

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, elevó este sábado el tono contra Irán después de la captura del petrolero Stena Impero con 23 tripulantes a bordo en el estrecho de Ormuz. «Han escogido el camino peligroso de un comportamiento ilegal y desestabilizador», advirtió Hunt, quien añadió que la respuesta será «calculada pero contundente».

Además, el Ejecutivo de Teresa May aconsejó a todos los buques mercantes que navegan con bandera británica que eviten la zona. Irán también retuvo el viernes durante cinco horas un segundo petrolero con la bandera de Liberia. La escalada de tensiones con Irán se suma a la crisis de Gobierno que vive el Reino Unido, tras la dimisión de el pasado 7 de junio de la líder conservadora.

Conversación con Trump

Un gabinete de crisis reunió ayer a diferentes ministros británicos. Theresa May, que tiene previsto dimitir en cuatro días, no ha acudido a la reunión ni ha participado por videoconferencia, según informó Sky News. Sin embargo, los medios estadounidenses informaron de la conversación telefónica mantenida entre el presidente norteamericano, Donald Trump, y Boris Johnson, el favorito para suceder a la primera ministra. Por otra parte, los Guardianes de la Revolución de Irán informaron de que un buque de guerra británico intentó impedir la captura del petrolero, al mismo tiempo que publicaron un vídeo de la detención. Sin embargo, fuentes de la Marina británica dijeron que no llegaron a tiempo para proteger al petrolero Stena Impero.

Comentarios

Estados Unidos enviará más tropas al pérsico ante la escalada de tensión con Irán