El Rey no convocará de momento una nueva ronda de consultas y da un tiempo a los partidos

La presidenta del Congreso ha comunicado  a Felipe VI la investidura fallida. Pedro Sánchez también se ha reunido con el rey para «reflexionar» sobre el encargo que le hizo el monarca


Redacción

Felipe VI ha decidido no convocar por el momento una nueva ronda de consultas con los candidatos a la Presidencia del Gobierno, «de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes» con vistas a la elección de un candidato a la investidura.

Así consta en un comunicado difundido por la Casa del Rey. El jefe de Estado ha comunicado su decisión a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que este viernes ha acudido a Zarzuela a trasladarle el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez.

En todo caso, el Rey sí tiene intención de convocar una nueva ronda antes de que finalice el plazo constitucional de dos meses desde la primera votación de investidura, con la finalidad de constatar si puede encargar la formación de gobierno a algún candidato o debe disolver las Cortes para que se celebren elecciones.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha confirmado este viernes que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se ha reunido con el rey en el Palacio de la Zarzuela para informarle del fracaso de su investidura y «reflexionar» sobre el encargo que le hizo el monarca. En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Calvo ha confirmado este encuentro y que ha enmarcado en la normalidad de los despachos semanales entre el presidente del Gobierno y el Jefe del Estado.

Tal como estaba previsto, el rey ha recibido esta mañana a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para que le comunique la investidura fallida de Pedro Sánchez. Felipe VI recibió a Batet en el salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela y ambos han posado brevemente para la prensa antes de acceder al despacho del monarca, según informa Efe.

Tras su ronda con los representantes de los partidos con presencia en el Congreso después de las elecciones del 28 de abril, el jefe del Estado comunicó el pasado 6 de junio a la presidenta de la Cámara Baja su propuesta de Sánchez como candidato a la investidura. Batet le ha trasladado oficialmente que esa candidatura no ha obtenido el respaldo necesario y ahora el rey debe decidir cómo actuar.

De acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, desde la primera votación fallida de investidura de Sánchez, celebrada el pasado martes, 23 de julio, hay dos meses de plazo para que alguien pueda lograr el respaldo suficiente del Congreso para ser elegido presidente. Si nadie lo consiguiera hasta el 23 de septiembre, se convocarían de forma automática unas nuevas elecciones que se celebrarían previsiblemente el 10 de noviembre.

Por tanto, considerando esos plazos la ronda de consultas del rey tendría que llevarse a cabo como muy tarde en torno al 15 de septiembre, con tiempo suficiente para convocar una nueva sesión de investidura si hubiera visos de que prosperara. En caso contrario, las reuniones del jefe del Estado le permitirían constatar que no hay ninguna posibilidad para ello y que España se vería abocada a la repetición de los comicios generales.

La próxima ronda de consultas de Felipe VI rey será la séptima en sus cinco años de reinado, lo que contrasta con las diez que protagonizó el rey Juan Carlos en sus 39 años al frente de la Corona.

La caótica negociación con Iglesias acaba en un varapalo histórico

Gonzalo Bareño
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Sánchez pasó de un Gobierno monocolor a ofrecer tres ministerios y una vicepresidencia, y pese a ello salió derrotado

Pedro Sánchez ha recibido un varapalo sin precedentes al fracasar por segunda vez en una investidura. Su desconcertante estrategia de retrasar al máximo la búsqueda activa de los apoyos políticos y la caótica negociación emprendida con Unidas Podemos, llena de rectificaciones y progresivas cesiones de Sánchez ante Iglesias, ha resultado un fracaso que aboca a un nuevo intento de investidura en septiembre o a elecciones en noviembre. 

Fecha de las elecciones

Redujo el tiempo de negociación. La decisión de convocar las generales el 28 de abril, un mes antes de las autonómicas y municipales del 26 de mayo, suponía ya reducir mucho el tiempo de negociación de un posible Gobierno, ya que la campaña impedía abordar ese proceso sin interferencias electoralistas. 

Seguir leyendo

Comentarios

El Rey no convocará de momento una nueva ronda de consultas y da un tiempo a los partidos