Colau se desmarca de la respuesta soberanista que busca Torra a la sentencia del Supremo

Ambos discrepan sobre cómo deben ser las relaciones entre Cataluña y el resto de España


Barcelona | Colpisa

Barcelona no formará parte del frente común soberanista -institucional y social-- que Quim Torra quiere liderar como respuesta a la futura sentencia del Tribunal Supremo sobre la actuación de los líderes del desafío secesionista en el otoño del 2017. Así se lo trasladó ayer Ada Colau al presidente de la Generalitat, en el primer encuentro entre ambos desde la investidura de la alcaldesa hace mes y medio.

El independentismo consideraba de máxima importancia recuperar el Ayuntamiento de Barcelona para que la capital catalana estuviera subordinada al proceso secesionista. Pero Esquerra se quedó sin la alcaldía, que recayó en Ada Colau, quien ayer tomó distancia respecto a la reacción que prepara el jefe del Ejecutivo catalán al fallo judicial.

Por un lado, Colau trasladó a Torra que la respuesta a la sentencia debería liderarla la sociedad civil y, por otro, le transmitió que los responsables políticos deben trabajar en la búsqueda de soluciones «efectivas» y que sirvan para desjudicializar la política. Justo lo contrario de lo que propone Torra, que aboga por «volver a hacerlo», lo que es lo mismo que dar una respuesta «basada en el derecho de autodeterminación», que podría acarrear nuevos problemas judiciales a los líderes secesionistas. Colau, en su encuentro con el presidente de la Generalitat, le emplazó a que se sume a la iniciativa legislativa que promueven los comunes en el Congreso, que pasa por la reforma del Código Penal para redefinir el delito de rebelión.

Torra y Colau discrepan sobre cómo deben ser las relaciones entre Cataluña y el resto de España, pero los dos necesitan aprobar sus respectivos presupuestos y tienen que empezar a buscar socios alternativos.

La Generalitat trabaja ya en el proyecto de Presupuestos para el año que viene, toda vez que la Administración catalana funciona con las cuentas prorrogadas desde el 2017. Si los comunes llegasen a facilitar la tramitación de las cuentas de la Generalitat, JxCat podría hacer lo propio en el consistorio barcelonés. Tanto el presidente como la alcaldesa coincidieron también en que es necesario que Sánchez salga investido cuanto antes.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Colau se desmarca de la respuesta soberanista que busca Torra a la sentencia del Supremo