Andalucía se suma a la reclamación de la Xunta por la financiación

Denuncia la «dificultad» para elaborar presupuestos al no disponer de los fondos pendientes del Ministerio de Hacienda


redacción

El consejero de Hacienda, Industria y Energía de Andalucía, Juan Bravo, se sumó al frente abierto por la Xunta con el Ministerio de Hacienda para que haga las entregas a cuenta a las comunidades porque, aunque esté en funciones, «debe ser ejecutor en aquellas partes que le corresponde». El consejero, del PP, aseguró que será «difícil» hacer un presupuesto «sin saber qué va a pasar con los pagos a cuenta, con la financiación autonómica», entre otros asuntos.

«Cualquier empresa, alcalde, consejero requiere seguridad sobre cuáles son sus recursos. Nosotros a día de hoy no sabemos qué va a pasar con los pagos a cuenta, con el mes 13 del IVA. Necesitamos saber cuáles son nuestros pagos», reclamó.

Así, insistió en que se trata de «cosas objetivas, números, cuentas, que no entienden de política», sino que «entienden de necesidades y todas las comunidades tenemos necesidades porque atendemos servicios para los ciudadanos». Es la misma situación a la que se enfrenta Galicia. El propio presidente Feijoo trasladó esta semana a la ministra María Jesús Montero la necesidad de desbloquear hasta 700 millones pendientes para la comunidad, pero la responsable de Hacienda replicó que, al estar en funciones, el Gobierno está atado para poder tomar esa medida.

El secretario xeral de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, censuró ayer esas críticas de Feijoo a la ministra, y le afeó su «cinismo». «Cando gobernaba o PP non abría a boca: Rajoy deixou sen executar 2.300 millóns que estaban presupostados e Feijoo aplaudía e non dicía nada», dijo Caballero tras reunir a la permanente de su partido. El líder del PSdeG vinculó la resolución de este caso a que se forme un gobierno y la comunidad pueda disponer de esos fondos.

Un enorme pufo de Hacienda en Galicia que a la vez agujerea las arcas de la Xunta

j. Capeáns
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo,  hace un año en Madrid
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, hace un año en Madrid

El Estado está pendiente de transferir a la comunidad 530 millones de euros que ya estaban apalabrados

¿Cobrará Galicia un mes de IVA pendiente de liquidar del 2017? Sí. ¿Podrá acceder a los 170 millones de euros de incentivos por haber cerrado dos ejercicios cumpliendo el equilibrio financiero? Sí. ¿Recibirá, como el resto de las comunidades, un incremento en las entregas a cuenta que el Estado hace a las comunidades? También. A principios de agosto del 2018, solo unas semanas después de la moción de censura a Rajoy, el presidente Feijoo se reunió con la ministra de Hacienda para aclarar algunos aspectos contables de vital importancia para Galicia. Un año después, el sí a todo de María Jesús Montero le está saliendo muy caro a la Xunta, que tiene un enorme boquete en sus cuentas de 530 millones de euros con los que contaba porque así quedaron apalabrados, pero que el Estado no acaba de liberar.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Andalucía se suma a la reclamación de la Xunta por la financiación