La madre y el hijo que se tiraron en Ourense huían de un entorno familiar conflictivo

Las dos víctimas habían comunicado de forma verbal a las fuerzas de seguridad locales un entorno complicado en Barcelona


Ourense

Detrás del fatal desenlace que tuvo la breve estancia en Ourense de una madre y su hijo, oriundos de Barcelona, había una situación familiar «complicada», según indicaron fuentes de la investigación. Todavía no se sabe con certeza qué pudo llevar a madre e hijo, de 70 y 27 años de edad, a tomar la decisión de precipitarse desde una pasarela peatonal en la N-120, a la altura de la estación de autobuses de Ourense, pero sí se conocen nuevas claves que apuntan a una delicada y complicada situación en el entorno familiar por ambas partes. Madre e hijo llegaron a Galicia, según declararon, gracias a un billete de avión que les sufragaron los Servicios Sociales de Barcelona.

Así se lo trasladaron madre e hijo a la Policía Local de Ourense, a la que expusieron una «cierta conflictividad» en el entorno familiar más próximo en la ciudad condal, lo que les habría llevado a buscar una vía de escape en Ourense, de donde es originaria la familia del padre y del marido de las dos víctimas. En concreto, en sus reuniones con las fuerzas de seguridad se apuntó a fuertes discusiones en la vivienda. No constan, sin embargo, denuncias por escrito de actitudes violentas o agresivas, según aclaran los investigadores. Familiares directos de los fallecidos también negaron a La Voz que existiera ningún tipo de escenario agresivo en la familia.

Fuentes oficiales detallan que desde los servicios de seguridad se les ofreció la posibilidad de presentar algún tipo de denuncia, algo que descartaron, y de alojarse en un albergue municipal o en una casa de acogida que el Concello de Ourense . Fue una opción que también rechazaron y optaron por alojarse en una pensión de la ciudad, en la que estuvieron entre dos y tres noches con absoluta normalidad al no poder hacerse cargo de ellos la familia con raíces ourensanas, que vive en el entorno de la capital lo que propició que madre e hija buscaran otro tipo de alternativas.

El lunes a mediodía madre e hijo se precipitaron desde la pasarela peatonal contigua a la estación de autobuses de Ourense, donde se presume desde fuentes de la investigación que podrían valorar coger algún medio de transporte para regresar a Barcelona. Ese viaje de retorno, sin embargo, ya nunca se llegó a producir al decidir madre e hijo precipitarse desde lo alto de la pasarela peatonal.

El subdelegado del Gobierno de Ourense, Emilio González Afonso, apunta que desde el punto de vista policial el caso no presenta mayores dudas y se da por seguro que madre e hijo decidieron quitarse la vida de manera voluntaria, toda vez que sus pertenencias se encontraban perfectamente ordenadas en la pasarela desde la que se tiraron. Por lo tanto, para los investigadores no queda ninguna duda de que se trata de un doble suicidio el que acabó con la vida de estos familiares. El caso se está llevando directamente desde la Policía Nacional.

Conmoción

El trágico suceso causó una gran conmoción en la zona de la estación de autobuses. El hecho de que se produjera a plena luz del día y en un momento de elevado tráfico obligó a las fuerzas de seguridad que se desplazaron hasta el lugar a desviar la circulación, lo que causó pequeñas retenciones en la circulación. Cuando llegaron los servicios de emergencia hasta el lugar del suceso no pudieron más que certificar el fallecimiento de la madre y del hijo, que se precipitaron desde una de las pasarelas peatonales que conectan el barrio de A Ponte con la estación de autobuses.

Jácome, sobre el caso de la madre y el hijo fallecidos: «Habrá que mirar si hubo algún tipo de dejadez de los funcionarios»

La Voz

El alcalde de Ourense apunta que «el chico se suicidó y que la madre fue detrás»

«La secuencia que conozco es que estas personas acudieron a la Policia Local el viernes pasado a hacer una denuncia y les mandaron a los Servicios Sociales. Fueron el lunes y allí les dijeron que no le podían pagar un billete de autobús. Que volvieron a la Policia Local y que querían hacer una denuncia, creo que por malos tratos, y les dijeron que no llevaban estas denuncias, que tenían que ir Policia Nacional». De esta manera resumió el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, en declaraciones a Onda Cero, la intervención de los servicios que dependen del Concello de Ourense ante la presencia de madre e hijo en la ciudad de Ourense.

Seguir leyendo

Comentarios

La madre y el hijo que se tiraron en Ourense huían de un entorno familiar conflictivo