Podemos salva a Pedro Sánchez de comparecer en el Congreso por el Open Arms

La formación morada ha reculado y confirmado que su petición irá dirigida a Carmen Calvo


Madrid | Colpisa

El Open Arms ha aflorado las diferencias políticas entre el PSOE y Unidas Podemos en materia de migración, una de las áreas que, según los socialistas, haría incompatible la convivencia de ambas fuerzas políticas en el Consejo de Ministros.

La formación morada ha anunciado este jueves que se sumará a la solicitud para que el Gobierno explique en el Congreso la gestión de esta crisis. Su portavoz adjunta en la Cámara baja, Ione Belarra, anunció por la mañana que se pediría la comparecencia de Pedro Sánchez, como ya han hecho de forma conjunta PP y Ciudadanos. No obstante, según informa Europa Press, poco después la coalición izquierdista ha reculado y confirmado que su petición irá dirigida a Carmen Calvo. La vicepresidenta ha sido la cara más visible del Gobierno durante esta crisis, lo que le ha llevado a protagonizar un duro enfrentamiento con la ONG española, desde donde se la ha llegado a equiparar con el ministro italiano Matteo Salvini

Pese a coincidir en criticar la actuación del Ejecutivo, podemistas, conservadores y liberales difieren mucho sobre cómo debería haberse manejado esta situación de emergencia. Los de Pablo Iglesias sostienen que el Ejecutivo socialista reaccionó demasiado tarde ante el sufrimiento del más de centenar de migrantes que pasaron 20 días en el mar antes de que la justicia italiana ordenase el desembarco .

El PP y Ciudadanos, en cambio, achacan al Gobierno fomentar el efecto llamada con sus «bandazos». El popular Pablo Casado consideró el miércoles un error el envío del buque de la Armada a la isla de Lampedusa porque, adujo, llevará a las mafias a ahorrarse dinero en embarcaciones más endebles a sabiendas de que Madrid enviará sus buques al rescate.

Hoy, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, ha tildado de «incompetente» a Calvo. Gamarra, en cualquier caso, ha apoyado la amenaza de la vicepresidenta de multar con hasta 900.000 euros a Open Arms por llevar a cabo sin autorización tareas de rescate frente a las costas libias.

Mala fe

Fernando Grande-Marlaska sacó este jueves a relucir su perfil más político para defender la labor de España en materia migratoria. El ministro del Interior acusó a PP y Ciudadanos de hablar con «mala fe e ignorancia» al acusar al Ejecutivo de inoperancia o de alentar a las mafias que trafican con personas. «Si soy tan explícito y tan taxativo es porque este Gobierno se ha tomado, desde el primer momento, la política migratoria muy en serio», señaló. A renglón seguido ha destacado que el Ejecutivo combate con todos sus medios a las organizaciones criminales «que se dedican a poner en riesgo a estos hombres mujeres y niños a los que lanzan al mar».

En el terreno de lo judicial, la Fiscalía General del Estado remitió a la Audiencia Nacional la denuncia de Vox contra la ONG española por un supuesto delito de tráfico de personas. Será este órgano judicial el que decida si la admite. La formación de Santiago Abascal solicita la detención del capitán y la inmovilización del barco humanitario.

Viaje desde Lampedusa

En Lampedusa, los migrantes rescatados aguardan a que la fiscalía italiana permita su salida a los cinco países europeos que se han ofrecido para acogerlos, que además de España son Portugal, Francia, Alemania y Luxemburgo. Calvo ha informado hoy de que el Gobierno ha aceptado el traslado a territorio nacional de una quincena de personas. Vendrán en el buque Audaz.

El navío de la Armada partió el miércoles desde la base de Rota en dirección a Lampedusa. La misión era escoltar al Open Arms hasta Baleares pero a las pocas horas se produjo el desembarco en la isla. Aún así, el Gobierno ordenó al Audaz continuar la travesía. El Ministerio de Defensa considera que es más seguro hacer el traslado por mar que por aire.

Comentarios

Podemos salva a Pedro Sánchez de comparecer en el Congreso por el Open Arms