Trump presiona para que Putin pueda volver al G7

El estadounidense ve con buenos ojos que Rusia se reintegre en el grupo, pero Europa se mantiene en el no

El presidente ruso Vladimir Putin
El presidente ruso Vladimir Putin
R. P.
Redacción / La Voz

En vísperas de la cumbre de los líderes del G7, que comienza este sábado en la ciudad de Biarritz (Francia), se suma un viejo debate: la readmisión en el grupo de Rusia, expulsada en el años 2014 tras su adhesión de la península ucraniana de Crimea.

La iniciativa está liderada por Donald Trump. A comienzos de esta semana se pronunció a favor de incluir nuevamente a Vladimir Putin en la cita de dirigentes de las grandes potencias. En un encuentro con la prensa en el despacho oval, el magnate defendió su apuesta por Rusia con el argumento de que es parte imprescindible en los temas que se discuten en estas cumbres. «Mucho de lo que hablamos tiene que ver con Rusia» dijo.

Según él, su predecesor, el demócrata Barack Obama, quiso expulsar a Rusia del G8 «porque Putin fue más listo que él». Trump se estaría planteando que su homólogo ruso acudiera a la reunión del G7 que se celebrará en el 2020 en Estados Unidos.

Para que Rusia volviese a formar parte del grupo de países más ricos, sería necesario un voto mayoritario de los Estados miembros, algo que por el momento no se contempla. El único apoyo que tiene Trump es la del primer ministro japonés, Shinzo Abe, siempre en sintonía con el inquilino de la Casa Blana, pero también con Putin, con quien viene apostando por estrechar lazos desde hace algunos meses. 

«Señal de debilidad»

Para la Unión Europea eliminar las sanciones contra el ruso es inviable pues, las razones que derivaron en su expulsión todavía son «válidas» e invitar de nuevo a Moscú sería «una señal de debilidad». Emmanuel Macron, Angela Merkel y Boris Johnson coinciden en considerar en que no es el momento adecuado para que Rusia vuelva a formar parte del G8. Poco después de su reunión en el Elíseo con el jefe del Kremlin, el presidente francés afirmó que volver a admitir a Moscú en el G7 sin resolver la crisis de Ucrania sería un error.

Rusia, el protagonista del debate, contempla la escena desde fuera. Los líderes rusos ya se burlaron en varias ocasiones de la sugerencia, diciendo que «el G8 necesita a Rusia mucho más de lo que Rusia al G8».

Sin embargo, tras la reciente propuesta desde Washington, el portavoz de la presidencia comentó que si el G7 hace una propuesta formal de reingreso deberá «remitirla a la parte rusa para su estudio», un gesto que deja entrever un cierto interés.

Comentarios

Trump presiona para que Putin pueda volver al G7