El «brexit» y el miedo a la recesión desatan una oleada de ventas en las bolsas

El Ibex registra la mayor caída en dos años, del 2,77 %, y dice adiós a los 9.000 puntos


Redacción

Que la economía se desacelera por momentos ya nadie lo duda. Que vaya a desembocar o no en recesión todavía está por ver. De momento, las bolsas apostaron ayer a que lo acabará haciendo. Con el trasfondo del miedo a un brexit sin acuerdo, más leña en el fuego de la guerra comercial -esta vez entre Estados Unidos y la UE a cuenta de las ayudas a Airbus- y la salida a la luz de nuevos datos macroeconómicos -sobre todo los referidos a la actividad manufacturera a uno y otro lado del Atlántico- que ahondan en esa sensación de que las cosas no están precisamente para tirar cohetes, los inversores se dejaron llevar por los nervios y las ventas se adueñaron de las principales bolsas mundiales, la mayoría de las cuales despidieron el día con caídas de cierta consideración. En el caso del Ibex el día se saldó con un decenso del 2,8 %, el mayor en 24 meses, y la pérdida de los 9.000 puntos. Cerró en 8.912,2 puntos.

Octubre, un mal mes

No suele ser octubre un buen mes para esto de la bolsa. Y el de este año, por lo que parece, viene dispuesto a cumplir con la tradición. Van solo dos sesiones y, en el caso de la Bolsa española, la caída es ya del 3,6 %. Es decir, el recién estrenado octubre se ha comido buena parte de las ganancias registradas en septiembre, cuando subió un 4,9 %.

Pero no es esto solo cosa del mercado patrio. El DAX alemán bajó un 2,76 %; el CAC 40 de la Bolsa francesa, un 3,12 %; el MIB italiano, un 2,87 % y el FTSE británico retrocedió un 3,23 %. 

En casa, solo Acciona y Masmovil se salvaron de la quema. Por los pelos. Solo subieron un modesto 0,1 %. Lo peor del día se lo llevaron Arcelormittal (-5,87 %), seguido de Amadeus, Santander y ACS (cayeron más del 4 % cada una). Y otros seis valores, entre ellos BBVA, Ferrovial e Inditex, sufrieron descensos de más del 3 %.

Mientras, en el mercado de divisas, la libra esterlina seguía sometida ayer a fuertes vaivenes, más propios de monedas de economías emergentes, mientras que el euro ganaba algo de terreno frente al dólar.

Y en la deuda, el bono español a 10 años, ese que tantos disgustos nos dio durante la crisis de deuda, se paga al 0,163 %, algo por encima del martes, y el alemán a ese mismo plazo al -0,550 % (0,568 % anterior) con la prima de riesgo en 71 puntos básicos.

El fantasma de la recesión asoma de nuevo

mario beramendi

El sistema financiero es mucho más sólido que en el 2008, pero la incertidumbre política y el parón alemán han encendido las luces rojas en una sociedad castigada por la desigualdad

Las luces rojas se han encendido en la economía española y también en la gallega, que observan con temor el frenazo que ha experimentado Alemania, el gran motor de la Unión Europea (UE), con un pie en la temida recesión. Se avecinan tiempos difíciles, aunque resulte complicado predecir la intensidad de sus efectos. La desaceleración es un hecho y la incertidumbre generada por el brexit y la guerra comercial entre Estados Unidos y China pintan un horizonte aún más oscuro. El fantasma de la crisis del 2008 asoma de nuevo. Entonces, el origen fue la burbuja financiera, pero ahora la situación es otra.

Seguir leyendo

Comentarios

El «brexit» y el miedo a la recesión desatan una oleada de ventas en las bolsas