La operación diálogo del PSOE con ERC fracasa, como la del PP con Junqueras

Sánchez había encargado a su número dos, Carmen Calvo, tender puentes con el vicepresidente catalán, Pere Aragonés

Carmen Calvo y Pere Aragonés, en una imagen de archivo
Carmen Calvo y Pere Aragonés, en una imagen de archivo Europa Press

MAdrid / La Voz

La gestión del Gobierno de Pedro Sánchez ante el desafío independentista en Cataluña sigue el mismo guion que condujo al fracaso de los intentos del Gobierno de Mariano Rajoy de abrir grietas entre los independentistas. La exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría fue la encargada de una operación diálogo que pretendía abrir cauces de entendimiento con ERC. Sáenz de Santamaría llegó a reunirse varias veces con el entonces vicepresidente catalán, Oriol Junqueras

Intento de aislar a Torra

Pero los hechos demostraron luego el doble juego de Junqueras, condenado por sedición y que ayer mismo dijo que «el indulto se lo pueden meter por donde les quepa». Sánchez había encargado también ahora a su número dos, Carmen Calvo, tender puentes con el vicepresidente catalán, Pere Aragonés, con la esperanza de que ERC provocara la caída de Torra. La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, señaló que ese intento de Sánchez de «aislar» a Torra esconde la intención de «blanquear» a ERC para convertirla en su socio. Pero el nuevo desafío unitario del secesionismo indica que la operación diálogo de Sánchez con Aragonés ha fracasado, como fracasó la de Rajoy con Junqueras.

Los secesionistas regresan a la vía unilateral y desafían al Constitucional

Gonzalo Bareño

ERC frena su acercamiento al Gobierno y se suma a una moción por la autodeterminación

Pese a las graves tensiones internas que afectan al Gobierno catalán por la situación política tras la sentencia del procés, los independentistas de Junts per Catalunya, ERC y la CUP pactaron una propuesta de resolución en el Parlamento catalán en la que, además de condenar el fallo del Tribunal Supremo, retoman la vía de la independencia unilateral. La moción, que insta a la Cámara a aprobar «resoluciones políticas sobre el derecho de autodeterminación» es un claro desafío al Tribunal Constitucional, que ya advirtió al presidente del Parlamento autonómico, Roger Torrent, de que se abstuviera de permitir pronunciamientos que ya han sido anulados porque ello constituiría un delito. 

Seguir leyendo

Comentarios

La operación diálogo del PSOE con ERC fracasa, como la del PP con Junqueras