Gibraltar ante el «brexit»: Madrid gana peso frente a Londres

Los protocolos europeos refuerzan la posición de España para negociar con el Reino Unido tras su salida de la Unión


España nunca ha renunciado a la soberanía de Gibraltar, aunque ahora ha aparcado la reclamación a la espera de lograr acuerdos concretos sobre los trabajadores españoles, el contrabando o la evasión fiscal. Los expertos consultados por La Voz señalan que la soberanía española del Peñón es una quimera, pese a las resoluciones de la ONU, porque Londres se niega a negociar. 

¿Debería España exigir la soberanía de la colonia?

«En esta etapa de negociación del tratado de retirada se ha puesto el foco en la regulación de las cuestiones de cooperación transfronteriza; en la siguiente etapa de negociación del tratado de relación futura muy probablemente España deberá poner sobre el tapete el tema de la soberanía», señala el catedrático de Derecho Internacional Público Alejandro del Valle. « No obstante, veo muy difícil llegar a un acuerdo hispano-británico que permita cerrar formalmente la descolonización en la ONU; en este sentido, la propuesta y la misma idea de cosoberanía considero que es inviable, dada la oposición del Reino Unido y Gibraltar y los defectos de la última propuesta planteada».

«En los últimos años, España ha ofrecido soluciones que podrían ser útiles para Gibraltar y al mismo tiempo permitirían resolver el contencioso, como la cosoberanía, pero Gibraltar no ha querido valorarlas», explica Paz Andrés, catedrática de Derecho Internacional Público. «Para las Naciones Unidas, Gibraltar es un territorio no autónomo en cuya descolonización hay que respetar la integridad territorial de España, de ahí que mediante diversas resoluciones y decisiones insta a nuestro país y al Reino Unido a negociar para alcanzar una solución que vaya en ese sentido, lo que ocurre es que Londres incumple sistemáticamente esa obligación.

Ignacio Molina, investigador del Real Instituto Elcano, señala que España reivindica tres tipos de soberanía, «sobre el territorio cedido al Reino Unido por el Tratado de Utrecht de 1713, sobre el que ocupó ilegalmente sin estar legitimado por el tratado y sobre las aguas territoriales». De momento, «España ha aparcado la reclamación de soberanía, aunque nunca ha renunciado a ella, a cambio de acuerdos sobre los trabajadores españoles, la evasión fiscal o el contrabando de tabaco». 

¿En qué posición queda España en el contencioso de Gibraltar?

«En abril del 2017, España consiguió que el Consejo Europeo, al adoptar las orientaciones para las negociaciones, acordara que una vez que el Reino Unido haya abandonado la Unión, ningún acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin el acuerdo entre el Reino de España y el Reino Unido, esto supone respetar el carácter bilateral del contencioso hispano-británico y, en definitiva, reconocer a nuestro país un derecho de veto en las negociaciones sobre la relación futura de la Unión Europea con el Reino Unido en lo que atañe a Gibraltar», asegura Paz Andrés.

«En general, España queda con una posición reforzada en el tema de Gibraltar, los socios europeos han apoyado la postura española durante las negociaciones, consistente básicamente en que cualquier acuerdo futuro UE-Reino Unido que resulte aplicable a Gibraltar debe contar antes con el visto bueno de España, y articularse bilateralmente mediante acuerdo previo hispano-británico», asegura Del Valle. «Aunque aún debe aprobarse por el Reino Unido el acuerdo de retirada, y luego establecer otro tratado de relación futura, España tiene una buena posición garantizada para en el futuro hacer valer sus posiciones», añade. «España ha mejorado su capacidad negociadora», concluye Molina. 

¿Es el Peñón un paraíso fiscal?

«Para la Unión Europea y los organismos internacionales Gibraltar no es un paraíso fiscal porque ha implantado la Directiva 2011/16/UE, relativa a la cooperación administrativa en el ámbito de la fiscalidad, también ha firmado el convenio multilateral sobre asistencia administrativa mutua en materia fiscal, y ha implantado determinadas medidas contra la erosión fiscal de bases imponibles», explica el inspector de Hacienda José María Peláez. «Para España, Gibraltar sigue en la lista de paraísos fiscales, porque no ha firmado hasta ahora un acuerdo directo de intercambio de información con dicho territorio, y la legislación vigente impide que haya salido de dicha lista», añade. «Sin embargo, España firmó el 4 de marzo del 2019 un tratado internacional con el Reino Unido, pendiente de aprobación parlamentaria, en el que figuran medidas para terminar con la utilización de Gibraltar para el fraude fiscal y el blanqueo de capitales, y, por tanto, dejaría de ser paraíso fiscal», añade. 

¿Será posible avanzar en la lucha contra el fraude fiscal o el contrabando?

«Si se pueden aplicar los acuerdos firmados entre España y el Reino Unido, supondrán un paso importante para evitar la evasión fiscal, el contrabando y el blanqueo de capitales», señala Peláez. «España y el Reino Unido firmaron el 29 de noviembre del 2018 cuatro memorandos de entendimiento, los relativos al tabaco y otros productos y a la cooperación policial y aduanera abordan cuestiones sustantivas que pueden permitir avanzar de manera significativa hacia el objetivo de corregir situaciones que perjudican notablemente los intereses de España y de la zona, como es el contrabando de tabaco», explica Andrés.

«El protocolo del acuerdo de retirada del 25 de noviembre del 2018 tiene una importancia extraordinaria, pues refleja acuerdos en muchos aspectos problemáticos cotidianos, e incluso eleva a rango de Derecho originario cuestiones esenciales de la cooperación transfronteriza en la comarca: trabajadores transfronterizos, fiscalidad e intereses financieros, medio ambiente y pesca, cooperación aduanera y policial; creándose además una estructura de seguimiento de estos acuerdos», explica Del Valle. «El protocolo reenvía a cuatro memorandos, que han sido ya firmados, y tiene el potente significado de blindar mediante tratado internacional materias esenciales de cooperación con Gibraltar, dando así respaldo y amparo jurídico de la UE a este modus vivendi acordado previamente». «A ello se añade el tratado fiscal firmado entre los dos Estados, el primero sobre Gibraltar desde el Tratado de Utrecht de 1713», concluye.

Preocupación en el Peñón porque la pertenencia a la UE es la clave de su prosperidad

¿En que posición quedará Gibraltar cuando tenga lugar el brexit? «Saldrá de la UE y España tendrá derecho de veto sobre cualquier acuerdo que alcancen Londres y Bruselas», asegura Molina. «Como en todo lo relativo al brexit, hay que distinguir según que haya o no acuerdo de retirada», asegura Andrés. «En el primer caso, el acuerdo de retirada ahora revisado no altera lo establecido en el texto inicialmente acordado en noviembre del 2018, por lo que a Gibraltar se le aplicaría el período transitorio previsto en los ámbitos en los que el derecho de la Unión es aplicable a ese territorio, lo que incluye lo relativo a los derechos de los ciudadanos, tema que interesa especialmente a los trabajadores fronterizos», explica.

«Además, el protocolo sobre Gibraltar que acompaña al acuerdo de retirada genera un compromiso de cooperación del Reino Unido y España en ámbitos materiales claves para Gibraltar, España y, en particular, la región vecina: derechos de los ciudadanos, transporte aéreo, fiscalidad y protección de intereses financieros, medio ambiente y pesca, así como cooperación policial y aduanera», añade. «En paralelo, España y el Reino Unido firmaron el 29 de noviembre del 2018 cuatro memorandos de entendimiento». «Si, por el contrario, la retirada se produjera sin acuerdo, Gibraltar correría la misma suerte que el Reino Unido, dejándose de aplicar la normativa comunitaria, con el único paliativo de las normas de contingencia elaboradas por el Gobierno español», explica. 

Las relaciones con Londres

«Para Gibraltar el brexit es muy perjudicial porque la prosperidad de que goza ese territorio obedece en gran medida a las ventajas que supone el hecho de que el Reino Unido hasta ahora es miembro de la UE, de ahí la gran preocupación de las autoridades gibraltareñas», sostiene.

¿Cómo puede afectar a las relaciones hispano-británica? «Las cuestiones de Gibraltar y de cooperación con el Campo de Gibraltar constituyen un importante aspecto que debe encajarse lo mejor posible, que es el de la cooperación transfronteriza, y para el que existe un muy buena disposición de los dos Estados», asegura Del Valle. «Las otras cuestiones de la relación, que son las relativas a la soberanía de Gibraltar, en cambio, están enquistadas y pueden envenenar todas las relaciones hispano-británicas en situaciones de crisis, como hemos podido comprobar con la etapa de confrontación de la era Margallo»», añade.

Comentarios

Gibraltar ante el «brexit»: Madrid gana peso frente a Londres