La JEC abre expediente sancionador a Sánchez por su entrevista desde la Moncloa

El Gobierno considera que «quedará en nada». La JEC analizó un precedente de Rajoy antes de expedientar a Sánchez. El PSC lo fuerza a recuperar la plurinacionalidad en su programa


Madrid / La Voz

La Junta Electoral Central (JEC) ha abierto un expediente sancionador al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por el uso «electoralista» de su cargo. En una decisión sin precedentes en democracia, el órgano que vela por la imparcialidad en el proceso electoral considera que la entrevista concedida por el candidato del PSOE a la cadena de televisión La Sexta al día siguiente de la exhumación del cadáver del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos vulneró el «principio de neutralidad» que deben mantener todos los poderes públicos al realizarse en el palacio de la Moncloa.

Esta mañana el presidente del Gobierno en funciones ha considerado que la Junta Electoral Central ha cambiado de criterio al abrirle un expediente por dar una entrevista en La Moncloa y ha subrayado que Mariano Rajoy, Jose María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González lo hicieron. Lo ha dicho en una entrevista en Onda Cero. Ha reconocido también que «hay que acatar las normas» y ha confirmado que recurrirá este expediente.

En un comunicado, la JEC considera que el contenido de esa entrevista vulnera el artículo 50.2 de la Ley Electoral, ya que se hizo con «medios institucionales», pero también «singularmente» porque las declaraciones del candidato del PSOE se difundieron posteriormente desde la página web de la Presidencia del Gobierno. «Procede la incoación de expediente sancionador al señor Sánchez Castejón, atendiendo a las circunstancias que rodean la entrevista de referencia», se señala textualmente.

«La escenografía en la que se desarrolla, con utilización de símbolos y elementos públicos, conlleva poner al alcance de uno de los contendientes en las elecciones la posibilidad de utilizar medios institucionales que no están disponibles para los restantes candidatos», añade.

Sanción de 300 a 3.000 euros

La JEC entiende que las declaraciones de Sánchez vulneraron la Ley Electoral, que establece que «desde la convocatoria de las elecciones y hasta la celebración de las mismas queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos, o que utilice imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones». Se trataría de una sanción que podría acabar en una multa de entre 300 y 3.000 euros, pero la decisión puede ser recurrida y no es firme.

Los responsables de la JEC explican que en su decisión de abrir un expediente al jefe del Ejecutivo en funciones influye el hecho de que el Gobierno ya había sido apercibido el pasado 17 de octubre de que en adelante se abstuviera de efectuar declaraciones electoralistas desde las instalaciones gubernamentales porque de lo contrario se procedería a la sanción que ahora se materializa. De hecho, la JEC ha abierto también otro expediente a la ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá. En este caso, el inicio del expediente se debe a haber incurrido en electoralismo desde la sala de prensa del Consejo de Ministros al presentar los datos de la Encuesta de Población Activa haciendo «manifestaciones valorativas de logros alcanzados en materia de empleo, con clara connotación electoralista» sin haber sido siquiera preguntada por ello.

La JEC estudió un precedente previo de otra entrevista de Rajoy en la Moncloa

La Junta Electoral Central analizó durante su reunión este miércoles el acuerdo que adoptó en 2016 sobre un vídeo de Mariano Rajoy supuestamente grabado en el Palacio de La Moncloa, difundido en la precampaña de las elecciones de junio, antes de decidir la apertura de un expediente sancionador a Pedro Sánchez. El árbitro electoral no expedientó entonces al candidato del PP porque, como argumentó en el acuerdo adoptado el 12 de mayo de ese año, el vídeo lo hizo el Partido Popular, no un «poder público», y no aparecen en él elementos de escenografía que indiquen que el lugar elegido para la grabación es La Moncloa, informa Efe.

El Partido Socialista denunció ese vídeo «difundido entre los medios de comunicación y grabado en el Palacio de la Moncloa» por cuanto vulneraba el artículo 50.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). Este artículo es el que, a criterio de la JEC, incumplió Sánchez al dar una entrevista a La Sexta en la sede de Presidencia del Gobierno. Artículo que prohíbe la realización de actos, desde que se convocan las elecciones hasta el día de los comicios, organizados o financiados por los poderes públicos y en los que se hable de «logros obtenidos» por las autoridades.

La Junta Electoral, tal y como se recordó en la reunión de ayer, apuntan a Efe fuentes del árbitro electoral, no abrió expediente a Rajoy hace tres años porque no vulneró el 50.2. Es un vídeo que el PP colgó en redes sociales a primeros de mayo de 2016, comenzada la precampaña, en el que Rajoy, en plano medio, vestido con americana y camisa sin corbata, aparece sobre un fondo compuesto por un ventanal y una planta. Tras las palabras del exlíder de los populares, el vídeo se cierra con el logo del PP y el lema «Ahora más que nunca, España en serio».

Visto el vídeo a instancias de la denuncia del PSOE, la Junta acordó, primero, que al ser una grabación del PP, no interviene ningún poder público; segundo, que en el vídeo «no se aprecian signos externos que permitan relacionarlo con ninguna institución o poder público»; y tercero, que al difundirse «en las páginas electrónicas del partido denunciado», no se vulnera tampoco la LOREG.

En cambio, en el acuerdo de ayer, el árbitro electoral señala que las declaraciones con «connotación electoralista» de Sánchez en la entrevista a La Sexta incumplen la normativa, no por el contenido de las mismas, sino por hacerse en una sala cuya «escenografía» inequívocamente revela que es parte del Palacio de La Moncloa.

«Aunque tal circunstancia por sí sola podría no determinar la vulneración», remarca la JEC, «ocurre que el examen de la entrevista pone de relieve que la escenografía en la que se desarrolla, con utilización de símbolos y elementos públicos» conlleva el «quebrantamiento del principio de igualdad» que deben preservar los candidatos en época electoral. En la entrevista, recuerdan las fuentes de la Junta, pueden verse dos banderas oficiales de España y de la UE detrás de Sánchez y un rótulo de la Sexta que indica que ésta se está celebrando «en directo» desde La Moncloa.

Además, la transcripción de las palabras de Sánchez se colgaron en la web institucional de Presidencia.

El Gobierno lo tilda de «injusto»

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha confirmado que el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará alegaciones ante el expediente que va a incoar contra él la Junta Electoral Central por una entrevista en el Palacio de La Moncloa y se ha mostrado convencido de que «quedará en nada».

Ábalos cree que este asunto se resolverá favorablemente para el candidato socialista al invocar antecedentes de otras entrevistas realizadas por presidentes del Gobierno que no tuvieron reproche alguno por parte de la JEC.

Así, ha recordado que Mariano Rajoy también concedió entrevistas televisivas en el Palacio de la Moncloa «y nunca pasó nada», según ha recalcado. En unas declaraciones en el Foro sobre Infraestructuras y Movilidad de ABC recogidas por Efe, el secretario de Organización del PSOE ha apuntado además que la apertura del expediente contra Sánchez es algo «absolutamente injusto» y ha denunciado que «a veces» el trato es «muy riguroso para unos» y «muy elástico para otros».

En este sentido, ha apostillado con ironía: «Entiendo que cuando nosotros gobernamos todo son pegas y cuando gobierna el PP, que todos sabemos que es por derecho natural, no pasa nada».

Ábalos también ha hecho hincapié en que el expediente de la JEC se refiere a la «escenografía» utilizada en la entrevista que Sánchez concedió a la Sexta, no al hecho en sí de haberla emitido desde la sede de la Presidencia del Gobierno.

Por otro lado, el titular de Fomento se ha referido a la campaña denunciada ante este mismo órgano para desmovilizar a las fuerzas de izquierda a través de Facebook y de difusión de cartelería que favorecería a los partidos de la derecha.

Sin atribuir expresamente esta campaña al PP, que ha negado cualquier vinculación con ella, el ministro ha dicho que producen «tristeza» este tipo de iniciativas porque se supone que todos las fuerzas políticas deberían impulsar la participación en las elecciones y «nunca desalentarla».

Ha añadido que «lamentablemente hay unas personas perversas que piensan que el éxito se da más en negativo», al reclamar a los electores que no acudan a las urnas, buscando «lo peor de cada uno aunque sea simulando cuentas, personas y opiniones con tal de degradar el ambiente de convivencia y debilitar la democracia».

Calvo rechaza comentar el expediente 

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha rechazado este jueves comentar el expediente abierto por la Junta Electoral Central (JEC) al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, por utilizar recursos del Palacio de la Moncloa para una entrevista electoral. «En la rueda de prensa del Consejo de Ministros no se habla de la Junta Electoral Central», se ha limitado a contestar Calvo al ser preguntada por la cuestión, informa Efe.

Origen en una denuncia del PP

El origen de esta histórica medida está en una denuncia presentada por el PP, que acusó a Sánchez de realizar una declaración institucional en la Moncloa tras la exhumación de Franco y una entrevista como candidato del PSOE al día siguiente por el mismo motivo. Algo que, a su juicio, vulneraba el artículo 50.2 de la Ley Electoral. La Junta Electoral Central estima que no hay infracción en la declaración institucional, pero sí en la entrevista en el programa Al rojo vivo.

El gobierno «cuidará la escenografía» en el futuro  

El Gobierno presentará alegaciones al expediente abierto por la Junta Electoral Central (JEC) al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por haber empleado recursos de Moncloa para una entrevista electoral y ha avanzando que en el futuro cuidará la «escenografía» para evitar nuevas sanciones, tal y como informa EFE.

Fuentes del Gobierno han avanzado que el Ejecutivo presentará alegaciones y está convencido de que finalmente el órgano electoral concluirá que la actuación ha sido correcta. Las fuentes han asegurado que la JEC permite que el presidente del gobierno, como hicieron sus predecesores, realice entrevistas en el Palacio de la Moncloa.

Sin embargo, reconocen que lo que la JEC cuestiona únicamente es la «escenografía», por lo que añaden que en el futuro «se cuidarán aún más todos los detalles para evitar interpretaciones no deseadas».

«En el curso del expediente, el Gobierno presentará alegaciones y expondrá sus argumentos conforme a la propia doctrina de la JEC. Estamos convencidos de que, finalmente, la JEC concluirá que la actuación ha sido correcta», han añadido.

Casado ve «gravísimo» el expediente a Sánchez

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha asegurado este jueves que es «gravísimo» que por primera vez la Junta Electoral Central haya expedientado a un presidente del Gobierno por un uso electoral de la Moncloa y ha dicho que espera que en las elecciones del 10 de noviembre los españoles «juzguen con severidad» si debe seguir en el Palacio de la Moncloa quien «instrumentaliza de esta manera los recursos públicos» de los ciudadanos.

«Creo que es un hecho gravísimo e inédito y por fin puesto de relieve por la Junta Electoral Centra porque esto no es nuevo», ha afirmado Casado en el desayuno-coloquio organizado por el Foro ABC, donde ha estado acompañado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y candidatos del PP en las listas del PP como Ana Pastor, Adolfo Suárez Illana, Antonio González Terol o Cuca Gamarra.

Casado ha afirmado que quien «cualquier victoria electoral que suponga una fractura territorial es una derrota», al tiempo que ha añadido que «quién pretenda ganar perdiendo la prosperidad en España, lo que está haciendo es perdiendo». «Pero quien pretenda tener un buen resultado instrumentalizando las instituciones del Estado, no merece salir victorioso de estas elecciones», ha afirmado.

En este sentido, ha calificado de «ofensivo para la institucionalidad» de España la actuación de Sánchez, «utilizando» la Diputación Permanente para hacer campaña y haciendo una «instrumentalización soez» del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y de la RTVE. «Nunca antes un Gobierno había dado mítines desde la mesa de un Consejo de Ministros los viernes. Y nunca antes un presidente del Gobierno había dado una entrevista electoral desde el salón de columnas de la Moncloa».

Tras lamentar que la agenda pública esté «desenfocada» en «prioridades pasadas», ha indicado que los españoles «deberían juzgar si alguien debe seguir en la Moncloa instrumentalizando de esta manera los recursos públicos» por hacer «propaganda subvencionada» con los impuestos de los españoles« y prometer subidas de pensiones y del salario de los funcionarios cuando «nunca» se había hecho en campaña.

«Esto es algo insólito y espero que la sociedad española tenga la madurez suficiente para juzgarlo con justicia y severidad en las urnas», ha manifestado el líder de los 'populares' al ser preguntado por esa resolución del organismo arbitral que se conoció este miércoles.

En su intervención, Casado también ha acusado a Sánchez de «mentir» a Bruselas y a los españoles por no decir que no ha incorporado en la carta que ha enviado a la Comisión Europea las medidas que suponen aumentar el gasto público en 30.000 millones ni la subida de impuestos que ha »pactado« con Podemos.

Errejón critica sus «vaivenes» con el federalismo

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha catalogado de «vaivenes con el federalismo», las declaraciones de Pedro Sánchez de este miércoles, en las que aseguraba que el programa del PSOE para las próximas elecciones generales defenderá la Declaración de Barcelona, en la que los socialistas proponían una reforma constitucional para establecer un Estado federal y reconocer el carácter plurinacional de España.

«Son vaivenes que no auguran nada bueno», ha criticado el líder de Más País en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, afirmando, a su vez, que «uno puede llenar 700 páginas de programa, que si no tiene la mano izquierda y la sensatez para llegar a acuerdos, se puede convertir en nada».

Además, ha conminado al presidente en funciones a decir públicamente si va a buscar el «coqueteo» con Casado, con vistas a un posible pacto con el PP que asegure su abstención en una nueva sesión de investidura.

El PSC fuerza a Sánchez a recuperar la plurinacionalidad en su programa

Gonzalo Bareño
Pedro Sánchez saluda a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, antes de ofrecer un mitin este miércoles en Palma de Mallorca
Pedro Sánchez saluda a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, antes de ofrecer un mitin este miércoles en Palma de Mallorca

La primera versión suprimía incluso la referencia a la mejora del autogobierno catalán

«Las presiones del PSC obligan al PSOE a recuperar guiños al federalismo en el programa». La afirmación no procede de ningún rival de los socialistas, sino que fue escrita por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en un mensaje publicado tras la polémica surgida en torno a los cambios introducidos en menos de 24 horas en el programa electoral del PSOE en lo que afecta al modelo territorial. En la primera versión de ese programa, cuyo contenido fue publicado el pasado martes por eldiario.es se habían eliminado todas las alusiones al federalismo y a la plurinacionalidad del Estado español.

Seguir leyendo

Comentarios

La JEC abre expediente sancionador a Sánchez por su entrevista desde la Moncloa