El PP arrebata un escaño al PNV en el recuento y complica aún más la investidura de Sánchez

El cambio de equilibrios minimiza el papel de Ciudadanos y hace que todo dependa de la postura que adopte Esquerra


Redacción / La Voz

La investidura de Pedro Sánchez ya estaba muy complicada. Pero la variación de un único escaño en los sutiles equilibrios parlamentarios lo hace todo mucho más difícil todavía. Tras completarse el recuento del voto exterior, el cuarto diputado del PNV por Vizcaya se ha convertido en el primero (y único) del PP en esa circunscripción. La conservadora Beatriz Fanjul se había quedado a solo 163 papeletas de conseguir su acta, y los residentes ausentes se han encargado de salvar esa brecha con sus sufragios. Fanjul será, de esta forma, la única representante del PP por el País Vasco en la Cámara Baja.

Con el trasvase del último escaño por Vizcaya del PNV al Partido Popular, los nacionalistas vascos se mantienen en las seis actas que habían obtenido en abril, mientras que los populares pasan a 89 diputados. Una variación mínima que, en otras circunstancias, no tendría la menor repercusión, pero que, dadas las cifras en juego, altera sustancialmente las combinaciones para una posible investidura.

Posibles apoyos al PSOE

Con el preacuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos sobre la mesa, Pedro Sánchez sale de partida con 155 votos a su favor: los 120 de su partido y los 35 de UP. A partir de aquí, por ahora, todo son cábalas. A los hipotéticos síes podríamos añadir, en principio, los de PNV (ahora solo 6), Más País (3), BNG (1), PRC (1), Teruel Existe (1) y la alianza de los regionalistas canarios (2), con lo que el aspirante socialista sumaría 169 apoyos.

En contra del PSOE se puede dar prácticamente por hecho que votarán PP (89), Vox (52), Navarra Suma (2) y la CUP (2): 145 noes. Dando también ya por descartada la posibilidad de una investidura a la primera con mayoría absoluta (176), la única opción viable que tiene Pedro Sánchez es obtener más síes que noes en una segunda vuelta, por lo que las abstenciones se convierten en cruciales.

En este punto, hay dos incógnitas todavía por despejar: el papel de Ciudadanos, que aún no ha rechazado la alternativa de abstenerse, y, sobre todo, de los independentistas. Hasta este miércoles, la abstención de los diez diputados de Cs ofrecía la posibilidad de alcanzar un empate técnico: 170 síes (PSOE, UP, PNV, Más País, BNG, PRC, Teruel Existe y CC-NC) frente a 170 noes (PP, Vox, ERC, JxCat, Bildu, CUP y Navarra Suma). Las tablas impedirían la investidura, pero también podrían forzar posteriores movimientos entre las siglas que orbitan en torno a la incertidumbre, como ERC. Pero, al perder el PNV su séptimo escaño en favor del PP, esta combinación queda ya volatilizada: con la abstención de Cs, Sánchez también perdería en una segunda vuelta con 169 síes frente a 171 noes.

Con estos guarismos, ERC, JxCat y Bildu resultan aún más decisivos. Los exconvergentes y los antiguos batasunos no se han postulado ni siquiera a favor de abstenerse, por lo que la apuesta de Sánchez pasaría por conseguir que Esquerra se ponga de perfil y sumar así las 13 abstenciones de ERC a sus 169 síes frente a los 168 noes de PP, Vox, Cs, JxCat, Bildu, CUP y Navarra Suma.

Una investidura más complicada

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, tienen en agenda mantener este miércoles en Madrid un primer encuentro para hablar del escenario político resultante de las elecciones generales del 10 de noviembre y del pacto de gobierno de coalición que los socialistas han alcanzado con el Unidas Podemos.

Compromís avanza que «no habrá problema» para llegar a un acuerdo con el PSOE

Joan Baldoví pide a los socialistas retomar su negociación donde se dejó en julio

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha pedido este miércoles al PSOE retomar la negociación para la investidura donde ambas formaciones la dejaron el pasado mes de julio y ha dado por hecho que «no habrá problema» para sellar un acuerdo que le permita apoyar a Pedro Sánchez, pero ha avisado de que, a día de hoy, no se puede dar por descontado su voto a favor.

Así se lo ha traslado Baldoví a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, con la que se ha reunido este miércoles en el Congreso, junto con su socio electoral, el líder de Más País, Íñigo Errejón. A la cita ha acudido también el secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas. 

En rueda de prensa, el diputado de la coalición Mès Compromís ha explicado que ha visto a Lastra con «muy buena disposición» y «ganas de cerrar un acuerdo pronto». «Espero que esto se concrete en nuevas reuniones en un futuro muy próximo. Nos queremos sumar al preacuerdo, pero el PSOE tiene que hacer con nosotros lo mismo que ha hecho con Podemos», ha reclamado.

Negociación seria

Baldoví quiere un compromiso escrito por parte del PSOE sobre sus demandas que, según ha garantizado, serán «razonables», y una negociación seria y no «de dos horas» como el pasado mes de julio.

Así, ha vuelto a poner sobre la mesa sus peticiones, empezando por un compromiso para que en «siete u ocho meses» el Gobierno proponga un nuevo sistema de financiación autonómica. También ha reclamado que se vaya avanzando progresivamente para que la financiación del sistema de dependencia se reparta al 50% entre el Estado y las autonomías, como marca la ley.

Además de ir concretando algunos de los puntos esbozados en el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Podemos -revisión de la reforma laboral, blindaje de pensiones y precios del alquiler- Compromís pondrá sobre la mesa asuntos de la denominada «agenda valenciana».

El PSOE arrebata un senador al PP por Valladolid

El PSOE ha arrebatado también un senador al PP por Valladolid tras el recuento del voto de electores residentes ausentes que viven en el extrajero (CERA), con lo que finalmente cada formación contará con dos representantes en la Cámara Alta y no con tres los populares y uno para los socialistas como apuntaron los resultados electorales iniciales.

Así, como representantes del PP por Valladolid en el Senado estarán Mercedes Cantalapiedra y Luis Alberto Plaza, mientras que por el PSOE ocuparán un escaño Manuel Escarda y Sara María Galván, quien ha entrado tras este recuento y ha sacado de la lista a la popular Arenales Serrano.

Revilla no cree que el gobierno dure cuatro años: «Sería para ponerle monumento»

La Voz

«Con esa combinación de votos sería un milagro», afirma el presidente de la comunidad autónoma

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no cree que el próximo gobierno vaya a agotar la legislatura, lo que a su juicio sería «milagroso», «para ponerles un monumento», teniendo en cuenta que es «muy complicado con este puzle aguantar cuatro años» sacando adelante los presupuestos.

«Si este gobierno aguanta cuatro años, es para ponerles un monumento y será señal de que lo han hecho muy bien y que han llegado a convencer a los que se quieren ir de España de salir con la bandera española», ha afirmado a preguntas de los periodistas tras la reunión del Consejo de Gobierno, que ha aprobado este jueves el proyecto de Ley de Presupuestos de Cantabria para 2020.

Seguir leyendo

Comentarios

El PP arrebata un escaño al PNV en el recuento y complica aún más la investidura de Sánchez