roma

El conocido fenómeno del «agua alta» en Venecia, la subida de las mareas, alcanzó durante la noche del martes los 187 centímetros en lo que es la peor inundación desde 1966 y un hombre de 78 años falleció electrocutado en su casa de la isla de Pellestrina debido a la entrada de agua.

El mayor nivel de la marea se alcanzó a las 22.50 (20.50 GMT) y fue de un metro y 87 centímetros, la segunda mayor medida en la historia de la Ciudad de los Canales tras el récord de 194 centímetros que se alcanzó en la inundación de 1966.

«Esto es un desastre, esta vez habrá que contar los daños», dijo el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, tras realizar una inspección en barco. Los daños en la ciudad se observan a simple vista con góndolas y lanchas arrancados de los amarres y empujados hacia las costas y tres vaporetti, los barcos de transporte, hundidos y otro a la deriva.

También se ha producido una víctima, un hombre de 78 años que se electrocutó en su casa en la isla de Pellestrina, al sur de Venecia, debido a un cortocircuito. Y existe una gran preocupación por la basílica de San Marcos, ya que el nivel del agua llegó a los 110 centímetros durante la noche y la ha inundado completamente, incluyendo la cripta del santo.

;
Venecia, casi sepultada por el «agua alta» El nivel está casi dos metros por encima de los normal

Ya ayer la basílica había resultado inundada hasta los 70 centímetros de agua en la zona del nártex, bañando los mosaicos que forman el suelo y las columnas que acaban de ser restaurados después del agua alta que sufrió en octubre de 2018. Uno de los llamados Procuradores de San Marcos, Pierpaolo Campostrini, expresó este martes su preocupación al diario local «Il Gazzettino» porque «no existen sistemas de defensa cuando el agua es tan alta».

Todas las escuelas en Venecia y de las islas permanecerán cerradas hoy, mientras que zonas como la plaza de San Marcos han dejado de ser accesibles a turistas y residentes. En varias zonas de la ciudad se han producido apagones, sobre todo en el Lido y en el Campo Santa Margherita y el agua ha entrado prácticamente en todos los edificios del centro, incluidos los hoteles de lujo.

El alcalde y el presidente de la región del Veneto, Luca Zaia, han convocado una rueda de prensa hoy en la que solicitaran el estado de desastre natural para la ciudad. Según las previsiones del Centro de mareas de la ciudad, el agua alta continuará durante toda la semana y este miércoles a las 10.20 se prevé un nuevo pico con una subida hasta 145 centímetros. El Centro de mareas de Venecia pidió a los medios que difundieran sus previsiones ya que tienen cortadas las líneas telefónicas debido al mal tiempo.

El mapa de la Galicia que quedará sumergida dentro de 30 años si nada cambia

O.S.P.
Las señaladas en rojo serían las zonas «inundables» de Vigo en el año 2050. El agua podría llegar a las inmediaciones de la fábrica de Citroën
Las señaladas en rojo serían las zonas «inundables» de Vigo en el año 2050. El agua podría llegar a las inmediaciones de la fábrica de Citroën

Un estudio de la organización Climate Central sobre la subida del nivel del mar pone en alerta a varias comarcas. En el 2050 podrían quedar bajo el agua las dunas de Corrubedo, el castro de Baroña o parte de la Illa de Arousa. O Grove o Aguiño se convertirían en una isla

No es una agorera predicción, sino una amenaza inminente que la organización estadounidense Climate Central -que agrupa a numerosos científicos que investigan el cambio climático y sus efectos en la población- ha querido mostrar en un mapa interactivo y ampliable para alertar e ilustrar con él de forma muy gráfica y detallada qué áreas serán más vulnerables al aumento del nivel del mar si se mantiene el actual nivel de contaminación de gases de efecto invernadero y el ritmo de deshielo de los polos.

El modelo fue incluido en un estudio publicado la semana pasada en la revista Nature Communications en el que se vaticinó que las inundaciones costeras como consecuencia del cambio climático podrían amenazar al triple de personas para el 2050 de lo que se pensaba anteriormente. Los nuevos datos revelan que en tres décadas las tierras en las que hoy residen unos 300 millones de personas se inundarán «al menos» una vez al año si no se cambia el rumbo. Así, ciudades como Londres, Nueva York, Miami o Tokio estarían en riesgo. A nivel español -donde unas 200.000 personas estarían en ese año expuestas de forma periódica a las inundaciones costeras-, la investigación pone de relieve que las zonas más vulnerables serían Doñana, numerosas áreas de Huelva y Cádiz y el Delta del Ebro. Y, ¿qué pasará en Galicia? La comunidad no se libra de la magnitud del trastorno y, en el peor de los escenarios -que las emisiones continúen sin apenas restricciones-, la predicción no es nada halagüeña. Lo mostramos:

Seguir leyendo

Comentarios

Venecia, casi sepultada por el «agua alta»