La mesa de partidos, una idea de Batasuna en tiempos de ETA

ERC pretende forzar una negociación sobre la autodeterminación y la situación de los presos del «procés»

Arnaldo Otegi, líder de EH Bildu
Arnaldo Otegi, líder de EH Bildu

Madrid / La Voz

La exigencia de ERC de crear una mesa de partidos para hablar del futuro de Cataluña tiene su precedente en el planteamiento de ETA y de la izquierda aberzale para negociar el fin de la violencia en el País Vasco. 

¿Hay precedentes sobre la petición de una mesa de partidos fuera del Parlamento?

Sí. Esa propuesta fue una constante de la izquierda aberzale vasca en tiempos de ETA para forzar una negociación. Fue Batasuna, estando ilegalizada, a través de su líder Arnaldo Otegi, quien planteó esa fórmula, que era una de las exigencias de la banda terrorista para la «desmilitarización del conflicto» y para abordar la situación de los presos etarras. El lendakari Juan José Ibarretxe impulsó en el 2006 la creación de esa mesa tras el fracaso de su plan en el Congreso, pero el PSOE vasco rechazó ese foro mientras Batasuna no condenara la violencia para ser legalizada. En el 2011, una vez que ETA anunció que dejaba de matar, el lendakari socialista Patxi López rechazó otra mesa de partidos al margen del Parlamento para negociar el fin de la banda. 

¿Qué es lo que pretende negociar ERC en la mesa de partidos?

ERC ya ha adelantado que lo que pretende plantear en esa mesa es la negociación de un referendo de autodeterminación en Cataluña y también la situación de los dirigentes independentistas presos tras ser condenados por un delito de sedición. 

¿Es posible negociar sobre la autodeterminación y los presos del «procés»?

No. La autodeterminación no existe en la Constitución y la convocatoria de un referendo de independencia ha sido reiteradamente prohibida por el Tribunal Constitucional. Tampoco se podría negociar en una mesa de partidos nada que afecte a la situación de los presos porque el posible indulto es decisión exclusiva del Gobierno. 

¿Existe ya una mesa de partidos en Cataluña?

Sí. La mesa de partidos entre formaciones catalanas al margen del Parlamento autonómico fue creada en octubre del 2018 a instancias del PSC. El presidente catalán, Joaquim Torra, asistió a ella, pero tanto la CUP como el PP y Ciudadanos se negaron a acudir. Después, la mesa apenas se ha convocado ni ha servido para llegar a ningún tipo de acuerdo. Pedro Sánchez pidió este jueves que se reactive ese foro antes de que el Gobierno se abra a un diálogo directo sobre Cataluña. 

¿Pueden aprobarse decisiones sobre el futuro de Cataluña en una mesa de partidos catalanes?

No. Una mesa de partidos al margen del Parlamento autonómico solo puede considerase un foro de debate. Cualquier propuesta que hiciera debería ser refrendada por el Parlamento catalán y luego por el Congreso. Ese foro no puede aprobar ninguna decisión que afecte al modelo territorial, ya que es al Parlamento español al que corresponden esas cuestiones. La mesa de partidos catalanes excluiría además a formaciones de ámbito nacional como Vox, que no están representadas en el Parlamento catalán.

Comentarios

La mesa de partidos, una idea de Batasuna en tiempos de ETA